Paty Maldonado revela por qué no le gusta venir a Santiago: «Terror de salir a la calle»

En Las Indomables Paty Maldonado confesó que ya no le gusta visitar la capital y enumeró las razones de esta situación.

Paty Maldonado Stgo
Captura CHV

La tarde de este miércoles, Paty Maldonado y Catalina Pulido estrenaron un nuevo capítulo de ‘Las Indomables’, en el cual la ex ‘Mucho Gusto’ dio a conocer los motivos por el cual ya no le gusta venir a Santiago desde su hogar en Curacaví.

De acuerdo al relato de la también cantante, le toca viajar a la capital en varias ocasiones, especialmente por motivos de trabajo; pero en el último tiempo le provoca bastante incomodidad tener que desplazarse de la comodidad de su casa.

«Yo me he reído tanto, tanto, tanto. Hoy me tocó hacer un cuento en Santiago y voy lo menos posible a Santiago, te lo digo de todo corazón. Tengo síndrome de la cabaña» comenzó señalando Paty Maldonado en el espacio que tiene por YouTube.

Los motivos por los que Paty Maldonado no viene a Santiago

Siguiendo por esta línea, la animadora agregó: «Tú te quedas en tu casa porque no quieres encontrarte con el exterior. Esto ocurrió después de la pandemia, no quieres correr riesgo por la pandemia. Primero fue por el 18 de octubre, el terror de salir a la calle».

Además, Paty Maldonado afirmó que «no te olvides que decían que el que no baila no pasa, fue una humillación a todas las personas porque si tú no bailabas o no pagabas un peaje, estos hijos de pe… no te dejaban pasar y era normal. Pero ahora, tú no dejas pasar a estos huachos y resulta que no, qué horror y la democracia».

Posteriormente la comunicadora indicó que este es uno de los motivos por el que la gente ya no viene a la capital. «A continuación inmediatamente vino la pandemia y eso te obligó a quedarte definitivamente en la casa. Esto hace que tú te vayas estresando».

Para cerrar, Maldonado dio un ejemplo del nivel al que llega para no desplazarse de su hogar. «Me invitan a comer y yo no, gracias, te pasaste. Pero Maldo, cómo no vas a salir a comer. No, te juro que no. Prefiero almorzar, esa onda, más temprano».