La respuesta de Perla Ilich tras pesado comentario sobre su peso

Perla Ilich decidió exponer el cruel mensaje que recibió una persona, revelando que se sintió muy mal con el intercambio.

Perla Ilich Perla Ilich
Instagram

Durante el fin de semana, Perla Ilich dio a conocer una desagradable situación que vivió con una persona que le pidió un saludo a través de WhatsApp y como ella se demoró en enviarlo, no dudó en llenarla de crueles insultos con relación a su figura.

«Perla es solo un saludo, no es para tanto… Gorda cu… fea. Un puro saludo nomás y te enojai, chancha cu… para cuándo la dieta» le escribió el pastelito al cual al final la influencer decidió bloquear.

Instagram Perla Ilich
Instagram Perla Ilich

Perla Ilich y su sentido mensaje

Es en este contexto que Perla Ilich decidió exponer a la persona en su cuenta de Instagram, acompañando los pantallazos con un sentido mensaje en el que aprovecha de hacer una reflexión en torno a su cuerpo y a la crueldad que pueden tener algunos.

«Dirán qué es esto! Bueno, les cuento que tengo un WhatsApp, muchos saben que hago rifas y ventas y una persona me empezó a escribir ‘Perla, Perla, Perla, Perla un saludo’. Y le mande un audio y le dije ‘por favor, estoy trabajando, dame un segundo’, porque estaba anotando» comenzó relatando la ex chica reality.

Siguiendo por esta línea, Perla Ilich señaló que «Y me mandó esto; algo duro, feo, insensible, porque creo que nadie merece que lo traten así. Siendo pública o no, me da lo mismo».

«De verdad me sentí mal, muy mal, porque claro que amo mi cuerpo. Mis rollos son míos, soy mamá de tres pequeños y ya no tengo 18 años. Tengo treinta y me enorgullece ser quien soy. Una mujer fuerte, trabajadora, humilde, real, con rollos, mido 1.54″ continuó.

«Y no me avergüenzo de eso, pero sí duele. Y ver que haya gente tan mala, tan insensible y dura juzgando el cuerpo ajeno. Lo quería decir porque la boca es mía, como lo que me da la gana y si eso me hace feliz seguiré siendo como soy» afirmó Perla Ilich.

Para cerrar, la joven envió unas últimas palabras. «A quien le moleste que se tome un vaso de agua y se le pase porque Dios es bueno y se encarga de todo».