DJ Méndez y los excesos en su carrera: «Me iba a morir al ritmo que iba»

En "Juego Textual", DJ Méndez se confesará sobre distintos aspectos de su vida, pasando por su carrera musical y su intento en política.

DJ Méndez
Canal 13

Este lunes en la noche se estrena un nuevo capítulo de ‘Juego Textual’, donde las panelistas del espacio pondrán contra la pared a DJ Méndez, quien se confesará sobre el temprano éxito en su carrera musical y distintos aspectos de su vida personal.

El artista recordará en el programa su época de más fama, a inicios de los 2000, cuando con éxitos como ‘Chiki Chiki’ y ‘Estocolmo’ logró ser uno de los pocos latinos en posicionarse en el mercado sueco y europeo. «No soy de las personas que quieren llevarse su dinero a la tumba».

«Quise probar y ser yo no más, y yo era un lobo de Wall Street. No me ahorré nada, quería vivir lo que nunca había vivido», explicará DJ Méndez sobre su éxito, que lo llevaba a moverse de concierto en concierto en un jet privado.

Por otro lado, la fama trajo excesos también. “Probé de todo, cualquier droga que pudieras nombrar, porque era un loquillo que quería vivir la vida. Yo estaba pesando 45 kilos, dormía dos horas. Me iba a morir al ritmo que iba, perdí la noción del tiempo”, confesará el artista, que finalmente terminó en rehabilitación para salvar su vida.

De todas formas, pese a lo vivido aseguró que toda experiencia fue útil. “No me arrepiento absolutamente de nada”, indicará.

Su prolongada estadía en Suecia no estuvo exenta de racismo, según revelará. Una vez incluso recibió una dura paliza por parte de 16 hombres tras ser insultado racialmente por una chica a la que sacó a bailar en una discotheque. “Ella me dijo ‘No bailo con cerdos’. Me piqué, le respondí, y unos hombres me empujaron. Nos echaron a todos de la disco y afuera siento que viene una manada de rinocerontes. Me masacraron”, contará.

La postulación a alcalde de DJ Méndez

Por otro lado, acerca de su fallida postulación a alcalde de Valparaíso en 2016, DJ Méndez explicará que la idea fue suya, y que al principio nadie le encontró sentido. “Me trataron de payaso, hasta las primarias donde fui el candidato más votado en todo el país y ahí los políticos me tomaron en serio”, señalará, agregando que incluso un empresario trató de comprarlo: “Me ofrecieron 300 palos para bajarme de la campaña, en un bolso, así de descarado”.

Consultado sobre si, de darse la oportunidad, volvería a postularse como edil, el intérprete será claro: “De corazón, lo haría. Pero tengo que tener gente que no se dé vuelta la chaqueta”.