«Diosa Amazónica»: Laura Prieto eleva las temperaturas con coquetas fotitos

A través de Instagram, Laura Prieto enamoró a sus seguidores con unas osadas postales luciéndose en bikini desde sus vacaciones.

Laura Prieto Foto (5)
Instagram

En los últimos días, te hemos contado que Laura Prieto anda disfrutando de unas merecidas vacaciones en Brasil, por lo mismo que se ha dedicado a compartir todo tipo de registros de su día a día, además de destapadas fotitos que la llenan de piropos.

Tal es como ocurrió en las últimas horas, luego de que la uruguaya dejara a varios sin palabras con unas picaronas postales, luciéndose en bikini, mientras goza de los paradisíacos paisajes.

El primer registro posa con un traje de baño rosado flúor, rodeada de árboles, acompañando la publicación con el mensaje «Diosa Amazónica». Tras esto, compartió una nueva fotito con unos cortos shorts de jeans con la frase: «Islas paradisiacas».

Al poco tiempo, Laura Prieto acumuló casi 18 mil me gusta y decenas de comentarios de sus casi un millón de seguidores, quienes no dudaron en asegurarle que está cada día más guapa y que disfrute como nunca de estos días de relajo.

«Que tremenda mujer»; «Diosa»; «Justo lo que pedí para navidad»; «Mi sueño»; «Cómo puedes con tanto belleza! No te cansas?»; «Cada vez estás más bella mujer»; «Mi bombona asesina»; «Tú eres paradisíaca»; «Una muñeca»; «Hermosa vista por donde se mire»; «La mujer más maravillosa» y «Bellísima» es parte de lo que le escribieron.

Instagram Laura Prieto
Instagram Laura Prieto
Captura Instagram
Captura Instagram

La sensual fotito de Laura Prieto

Pero este no es el último registro por el que Laura Prieto enamoró a sus seguidores, pues hace unos días, la ex Calle 7 dejó la grande al compartir una postal en ropa interior, donde aparece promocionando una faja modeladora.

Junto a la osada fotito, la uruguaya simplemente escribió: «Dream mama» (mamá de ensueño), lo que en pocas horas le significó más de 31 mil me gusta y decenas de comentarios de sus seguidores, quienes quedaron vueltos locos, por lo que no dudaron en llenarla de piropos.