Begoña Basauri enternece luciendo su guatita de embarazo: «Entramos a los descuentos»

A través de redes sociales, Begoña Basauri enamoró a sus seguidores con una postal en la que muestra su pancita de ya siete meses.

Begoña Basauri
Instagram

A fines de agosto pasado, Begoña Basauri dejó la grande entre sus seguidores de Instagram, pues para celebrar su cumpleaños 41, anunció con una tierna sesión de fotos y un sentido mensaje, que se convertirá en mamita por primera vez.

Desde ese momento que la actriz se ha dedicado a compartir todos los detalles de la dulce espera, contando todos los cambios que ha vivido su cuerpo, además de cómo ha sido la experiencia de esta nueva etapa en su vida.

Es en este contexto que en las últimas horas, Begoña Basauri enterneció a su público, luego de compartir unas stories en las que aparece luciendo su guatita de ya siete meses de embarazo, junto a un ajustado vestido rojo.

Por medio de su cuenta de Instagram, la panelista de ‘Juego Textual’, publicó un video junto al que simplemente escribió «7 meses» con un emoji de explosión. Mientras que en la segunda postal, agregó: «Entramos a los descuentos ya» y un emoji de reloj.

Instagram Begoña Basauri Captura
Instagram Begoña Basauri
Instagram Begoña Basauri
Instagram Begoña Basauri

Begoña Basauri se confiesa por su embarazo

Hace un tiempo, Begoña Basauri dio una entrevista a Las Últimas Noticias, donde se refirió a lo que ha sido este primer embarazo y cómo se ha sentido.

«Ha sido un embarazo súper bueno. Estoy ahora preocupada de tomarme las cosas con calma. El nivel de amor que recibo es heavy, se pasó. Si hubiese sabido que era así, me hubiese embarazado antes» comenzó señalando.

Siguiendo por esta línea, agregó que «Las mujeres estamos retrasando la maternidad. Es una decisión fundamental en la vida y yo la tomé en un momento en que tenía la certeza. Este embarazo es súper deseado. Sebastián, mi pareja, tiene un hijo más grande y ahora ambos están felices».

Ya para cerrar, recordó algunos de los antojos que ha tenido en estos primeros meses, confesando que los suflés de queso son su debilidad. «Era capaz de levantarme en la noche a tomar limón con sal» agregó.