Raquel Argandoña y su experiencia con un vedetto: «A lo mejor nos encontraron muy viejas»

Durante la nueva edición de "Tal Cual", Raquel Argandoña sorprendió al contar la experiencia con unas amigas en un strip club.

Raquel Argandoña (3)
Instagram

La llegada de Raquel Argandoña a TV+ sin duda que fue en medio de la polémica, a raíz de la abrupta cancelación de ‘Me Late Prime’ para reemplazarlo por su programa ‘Tal Cual’. Y desde ese momento que ha logrado mantenerse en la noticia, gracias a particulares revelaciones.

Así es como ocurrió en el último episodio, donde habló de su experiencia de «cabrona» ayudando a una amiga con un vedetto. Conversación que nació a partir de las medidas que tomó recientemente la comuna de Providencia con relación al trabajo sexual.

De acuerdo a lo consignado por Publimetro, Raquel Argandoña relató que aceptó una invitación a un club de strippers para ella con cuatro amigas. Ya en el local las invitaron a un baile privado con unos chiquillos en el segundo piso. La animadora señaló que una del grupo estaba casada con un hombre de más de 80 años, así que la llevaron a «ver carne joven».

La particular experiencia de Raquel Argandoña

Siguiendo por esta línea, La Quintrala contó que eligieron a un vedetto para que les bailara y cuando terminó con su show, se quedó conversando con el grupo. En ese momento una de sus amigas agarró papa y le pidió a ella que preguntara cuánto cobraba «yo le dije ‘¿Por qué no preguntas tú? Si vo’ no vives aquí'».

Al final, Raquel Argandoña terminó preguntando al joven cuánto era lo que cobraba por los momentos más cochinones. «¿Tú sabes lo que dijo? ‘No, yo soy el único que no sale del local. ‘¡Sale!’, entonces le decía que era para conversar. Yo era como la cabrona del cuento».

«Para resumirte el cuento, ella le pagó por otro baile, él le bailó y solo le bailó» y agregó: «Ahí terminó (la historia), después nosotros bajamos y el tipo estaba compartiendo con todas las otras niñas que le pagaban tragos y tomaban. Si ellos se iban o no se iban, a lo mejor nos encontraron muy viejas».