«Me llamó»: Mónica Pérez cuenta que recibió telefonazo por parte de vecino tras insólita pregunta

La periodista de Canal 13 tras una semana llena de críticas y denuncias, salió a dar la cara respecto al polémico despacho.

Monica Perez 1 925x470
Mónica Pérez

La periodista Mónica Pérez ha estado envuelta en la polémica en los últimos días, tras una insólita y desubicada preguntita que le lanzó a un damnificado de los incendios de Viña del Mar.

Para entrar en contexto, la comunicadora entrevistó a un vecino de nombre Humberto, quien lo perdió absolutamente todo a manos del siniestro. Y es en ese instante que Pérez le tira la famosa pregunta, “¿Cómo va a celebrar la Navidad mañana, qué piensa hacer?”. Lo que provocó que el hombre se quebrara en lágrimas.

Hecho que fue rápidamente viralizado generando el repudio e indignación de los internautas y televidentes, transfomando este momento en un récord de denuncias ante el Consejo Nacional de Televisión, recibiendo más de tres mil quejas.

Ante esto la periodista salió al paso en conversación con LUN, contando que estuvo durante esa tarde con Humberto y otras personas del sector. En donde señaló que ya había hecho dicha pregunta, por lo cual también quiso hacerla frente a las cámaras.

“Cuando le pregunté en vivo se emocionó y yo también. Humberto ahí se emociona por otra cosa personal de él”, aseveró.

Humberto se comunicó con Mónica Pérez

Dicho esto, ella indicó que se encontraba tranquila porque ya lo habían hablado antes. Pero, también dijo que “cuando salen estos cuestionamientos, me preocupe mucho por si había ofendido a esta familia y más encima haber ofendido yo a Humberto”. A lo que añadió que no lo hizo con intención y que, justamente el afectado la había llamado para decirle que no había ningún problema.

La comunicadora reveló que él le dijo, «Mónica, por favor, no le haga caso a nadie. Usted nos acompañó todo el día, así que no se preocupe, usted no hizo nada y yo no me sentí mal ante su pregunta».

Y para cerrar con la situación concluyó, “me emocioné mucho y me largué a llorar (…) me quedé más tranquila, porque pese a todo lo que digan en redes sociales, que no tengo, lo que me importaba era saber que Humberto no se haya sentido ofendido”.