Daniela Aránguiz cuenta coqueta anécdota con Bad Bunny: «¿Quieres ir al camarín?»

En un nuevo capítulo de Zona de Estrellas, Daniela Aránguiz sorprendió al contar una picarona historia ni más ni menos que con Bad Bunny.

Daniela Aránguiz Bad Bunny
Instagram/Getty Images

Las últimas semanas han tenido a Daniela Aránguiz como protagonista de la noticia, esto luego de que se confirmara su separación de Jorge Valdivia tras más de 16 años juntos. Además de su llegada a ‘Zona de Estrellas’ como nueva panelista en reemplazo de Raquel Argandoña.

Y en estos primeros días en el programa de farándula, la chiquilla no ha dudado en hablar de su vida personal, contando detalles de la actual relación que tiene con su exesposo, e incluso peleándose con Pamela Díaz. Pero ahora dejó la grande con una nueva revelación.

Resulta que mientras comentaban los dichos de Kenita Larraín sobre Luis Miguel, Daniela Aránguiz recordó un coqueto momento que vivió ni más ni menos que con Bad Bunny, cuando el puertorriqueño se presentó en el Festival de Viña 2019.

El coqueteo de Bad Bunny y Daniela Aránguiz

«Yo me acuerdo que fui al Festival de Viña a ver a Bad Bunny. Yo andaba con unos pantalones brillantes y Bad Bunny me miraba, y yo lo miraba» comenzó señalando la ex chica Mekano, junto a lo que agregó: «después me mandaron a decir si yo quería ir al camarín. Coqueteamos».

Siguiendo por esta línea, aseguró que se trató de una productora de CHV, la que le entregó el mensaje. «Yo trabajaba en ese canal, en Maldita Moda, y hacíamos un especial del Festival de Viña. Estaba con Farkas al lado y con Jorge al otro».

El mensaje que le entregaron decía: «¿Quieres ir al camarín?, parece que te quieren conocer». Pese a esto, Daniela Aránguiz no aceptó la invitación, ya que en ese momento se encontraba con Jorge Valdivia. Pero tras su separación confesó que «Me arrepiento».

Hay que recordar que hace unas semanas se confirmó su separación con el exfutbolista, a pesar de que en una entrevista aseguró que «Jorge fue mi primer amor, y yo me quería morir a su lado. Uno ama tanto que se olvida de amarse a sí misma. Es el momento en que necesito amarme, valorarme y me valoren como mujer».