¿Qué pasa con Flavia Medina? La grave querella que enfrenta

Luego de que Flavia Medina funara a una clínica por un trabajo dental, ahora es ella la que está en problemas con la justicia.

Flavia Medina Flavia Medina
Instagram

Hace unos días Flavia Medina se vio en el centro de la noticia, luego de que recurriera a su cuenta de Instagram para funar a un centro dental, los cuales según sus propias palabras le habrían arruinado la sonrisa, motivo por el cual no se le había visto sonreír.

«Me dijeron que me sacarían los Brackets y que terminarían cerrando esos espacios que dejaron abiertos con alineadores. Nunca lo hicieron, me pusieron una pasta provisoria y cuando regresé de viaje me dejaron de contestar el teléfono» es parte de lo que contó la argentina.

Tras esto, Flavia Medina agregó: «Me largaron así, con mis encías flojas de tanto mover los dientes, con los Brackets aún puestos. Con un alta disciplinaria porque fui a reclamar al consultorio, inventando que éramos violentos. Prohibiéndome la entrada al lugar. Sin darme solución y riéndose en mi cara, de la forma más cínica posible».

La querella contra Flavia Medina

A partir del extenso mensaje compartido por la ex chica reality, la clínica decidió querellarse en su contra. Según lo consignado por Radio ADN, quienes se contactaron con el portal problemas.cl.

«Entre las acciones delictivas en las que habría incurrido Flavia Medina se encuentran las agresiones, las amenazas, la tergiversación de los hechos médicos y el matonaje comunicaciones a través de redes sociales» señaló Eduardo Arévalo, director de la entidad.

Junto con esto, indicó que «entre las pruebas que se presentarán a la justicia, están un registro audiovisual en donde la ex figura reality concurre a la clínica acompañada de un hombre, identificado como Leo Opazo, con quien profiere amenazas. En el mismo registro se aprecia un intento de agresión por parte de Flavia Medina».

Para finalizar, el estudio incluso comparó el caso de la argentina con la reciente querella en contra de Gary Medel, tras exponer a un funcionario de la Seremi.