Karen Bejarano y en qué usará el millonario premio de El Discípulo del Chef

Previo a convertirse en la flamante ganadora de El Discípulo del Chef, Karen Bejarano dio a conocer qué haría con el premio.

Karen Bejarano Bikini Karen Bejarano Bikini
Instagram

Este jueves en la noche se vivió la gran final de El Discípulo del Chef, donde Karen Bejarano se convirtió en la gran ganadora de la nueva temporada; tras llegar a la gran final junto a Vanesa Borghi y Daniela Aránguiz.

Es en este contexto que previo a su triunfo gracias a la votación del público, la ex chica Mekano se confesó sobre lo que haría en caso de llevarse los 15 millones. Y a diferencia de lo que muchos pueden pensar, entre sus planes no están los lujos, ni los viajes al extranjero, sino que algo muy especial.

«Si yo gano esta competencia, yo lo primero que quiero es pagar mi deuda de salud mental que tengo» comenzó relatando Karen Bejarano de acuerdo a lo consignado por radio ADN. Junto con agregar que «Estar internada en este país no es barato y yo tengo una deuda grande que cubrir».

«Yo debo más de 30 millones de pesos pero mi salud lo vale. O sea, creo que es injusto que se cobre tan caro por querer estar bien. Creo que la salud mental en Chile es un lujo» siguió la también cantante.

Pero esto no es todo, sino que Karen Bejarano también contó que quiere hacerle un regalo «a una persona especial» con quien compartió durante su paso por El Discípulo del Chef.

«Yuhui se quiere ir hace mucho tiempo a ver a su familia a China y no ha podido, así que le quiero regalar los pasajes para que pueda ir a visitar a su familia» afirmó la chiquilla, previo a ganarse los 15 millones que entregó el programa.

Discipulo Del Chef Karen Bejarano
Instagram Karen Bejarano

El mensaje de Karen Bejarano

A través de redes sociales la chiquilla compartió un mensaje en el que le se despide del espacio de cocina y agradece al público. «Hoy se viene una noche muy hermosa, muy especial… se termina una tremenda etapa en @discipulochv y no tengo palabras para describir lo bien que me hizo estar aquí».

«Aprendí mucho más que solo cocinar. Aprendí a sentirme cómoda conmigo, a respetarme, a disfrutar el proceso, a demostrar con la comida el cariño que siento por mis seres queridos, aprendí a darle valor a trabajar en equipo, aprendí a escuchar mi intuición y lo más importante… a sazonarme a mi y a mi espíritu» agregó.