«Era una película de terror»: Pato Torres recordó su dura experiencia durante el Golpe de Estado

En conversación con Martín Cárcamo, nuestro Pato Torres reveló el tenso momento que vivió con el Golpe de Estado en nuestro país.

Pato Torres (fuente Captura De Pantalla) Pato Torres (fuente Captura De Pantalla)

El último capítulo de ‘De tú a tú’, tuvo como invitado especial a nuestro conductor de Radio Corazón, Pato Torres. Y en conversación con Martín Cárcamo, el animador de ‘El Festival de la Corazón’ hizo un repaso de los momentos más importantes de su vida. 

Entre ellos, una historia que marcó la entrevista fue la dura experiencia que tuvo el actor durante el Golpe de Estado en 1973. Fecha en la que se encontraba en Santiago estudiando teatro y militaba para el Frente de Estudiante Revolucionarios (FER). 

«11 de septiembre de 1973, 7:30 de la mañana. Despierta el presidente del pensionado gritando: ‘¡levántense, golpe de estado!’. Salimos como locos a la escuela de teatro y nos gritaban de afuera que nos iban a matar a todos», partió contando nuestro Pato Torres.

En ese momento, recuerda como uno de sus ‘comandantes’ le entrega dos pistolas y lo mandó a ver qué es lo que estaba pasando en el palacio de La Moneda. 

«Llego y veo que está la cagá. Llego hasta ahí, miro y me devuelvo. Me quedé junto con otro compañero para cerrar la escuela y vienen por Amunategui tres o cuatro autos disparando como locos. Nosotros al suelo, fue una cosa caótica», agregó también a su relato.

La tensa experiencia de Pato Torres

«Al tercer día, llega un jefe de nosotros y nos dice, ‘compañeros, a las 4 de la tarde entramos en combate’. ¿Con qué armas, qué preparación? Era una película de terror. Nunca llegaron las armas y nunca iban a llegar tampoco. Y nos avisan que viene ‘Operación Peineta’ y nos ordenan a retirarnos al siguiente campamento», le contó también el actor a Martín Cárcamo.

Por último, Pato Torres reveló el momento que su madre y su padre lo fueron a buscar para llevarlo de vuelta a Talca. Instancia en que casi fue descubierto por los militares en un control vehicular, a raíz de un brazalete del FER que tenía guardado en su bolso. 

Puedes revisar la historia completa aquí: