Botota Fox se confiesa tras eliminación de ‘MasterChef Celebrity’: «Salían grupitos, pero a mí no me invitaban»

Tras convertirse en la última eliminada de 'MasterChef Celebrity', Botota Fox se confesó sobre su paso por el espacio de cocina.

Botota Fox Botota Fox

La noche de este domingo se emitió un nuevo capítulo de ‘MasterChef Celebrity’, el cual estuvo marcado por la inesperada eliminación de la Botota Fox. Quien a pesar de que con el tiempo se convirtió en una de las favoritas para ganar el espacio de cocina, no logró convencer al jurado con su preparación de conejo.

En ese contexto, la transformista conversó con el diario La Cuarta sobre su paso por el programa. «Di todo de mí y quedé en el número siete. Mi mamita amaba el número, ella nació un día siete, además cuando chicos nos sacábamos sietes y quedábamos felices» comenzó señalando.

Siguiendo por esta línea, Botota Fox aseguró que se fue en un buen momento del programa, pues aprovechó de trabajar en Santiago antes de la cuarentena. Además la soledad y la presión ya le estaban afectando.

También te puede interesar: Botota Fox habló de su complicada infancia: "Nunca tuve el apoyo de nadie"

«Los chiquillos son muy secos y yo igual tenía varios motivos para irme. Aunque ahora lo veo y pienso que debí quedarme hasta el final, pero tampoco me dejé perder. La presión y la soledad me tenían medio cabreado», agregó.

En esa línea, Botota reconoció que de todas formas tenía ganas de volver. «Echaba mucho de menos, fueron dos meses fuera de casa, encerrados en el hotel en donde salíamos solo a grabar. El fin de semana salían algunos grupitos, pero a mí no me invitaban, poh», confesó.

Finalmente respecto a su participación en ‘MasterChef Celebrity’, considera que lo hizo bien y que se ganó el cariño del público, pues lo conocieron en todas sus facetas. No obstante, también cree que su ‘falta’ de cultura gastronómica le jugó en contra, en comparación con sus otros compañeros.

«Quedaron los que quieren ganar. Yo no cocinaba tanto como los chiquillos que vivieron con la plata más de cerca, yo igual tenía la presión de no saber qué hacer porque no conozco tantos platos. Ellos tienen más paladar, yo soy de la casa nomás y he comido muy poco en restaurantes, ellos tienen más mundo. Era el más débil en esta parte», cerró la Botota.