Afirman que Karen Bejarano tuvo «berrinche brígido» en El Discípulo del Chef

De acuerdo a un nuevo cahuín, Karen Bejarano habría protagonizado un incómodo momento en las grabaciones del programa de cocina.

Karen Bejarano (1) Karen Bejarano (1)
Instagram

La noche de este domingo 7 de agosto es el estreno de la nueva temporada de El Discípulo del Chef, la cual reúne a los mejores participantes de los programas de cocina y donde ya se están conociendo algunas polémicas con los participantes.

Así es como lo contó Sergio Rojas en Me Late Prime, donde señaló que Karen Bejarano se habría mandado una mansa pataleta en medio de las grabaciones del espacio de CHV.

«Hoy quedó la grande, el show de esta persona que se fue del estudio, pero heavy, heavy. Se descompensó, peleó con los otros participantes, los otros equipos, un berrinche brígido» comenzó señalando el periodista.

Resulta que la mocha de Karen Bejarano habría comenzado debido a que «hubo un equipo que no alcanzó a terminar el postre y ella literalmente dejó la ca… mandó todo a la… es brava. No le conocíamos esa faceta».

«Los participantes decían que no pensaban que ella iba a actuar de esta manera, decían que era un show bastante descomunal, que nadie entiende por qué hubo esta sobre reacción frente a un equipo que no pudo terminar el postre, además ella abandona el estudio. Los participantes quedaron con un muy mal sabor de Karen» continuó el panelista de TV+.

Siguiendo por esta línea, señaló que «en el fondo no es que quede solo en pataleta, ella desafía a la producción, se manda a cambiar, entonces algunos participantes no entienden si ella fue a cocinar o hacer un show farandulero».

Karen Bejarano en El Discípulo del Chef

Hay que recordar que Karen Bejarano se convirtió en la gran ganadora de la tercera temporada de El Discípulo del Chef, luego de vencer a Daniela Aránguiz y Vanessa Borghi en la votación del público.

Tras esto, la chiquilla compartió un sentido mensaje señalando que «se termina una tremenda etapa en @discipulochv y no tengo palabras para describir lo bien que me hizo estar aquí».

«Aprendí mucho más que solo cocinar. Aprendí a sentirme cómoda conmigo, a respetarme, a disfrutar el proceso, a demostrar con la comida el cariño que siento por mis seres queridos, aprendí a darle valor a trabajar en equipo, aprendí a escuchar mi intuición y lo más importante… a sazonarme a mi y a mi espíritu» agregó Karen Bejarano.