El amor no para: Pancho Saavedra tuvo que dejar programa de casorios por Covid-19

Ángeles Araya se hizo cargo de 'Contra Viento y Marea', mientras Pancho Saavedra estaba en cuarentena. "Para mí fue un súper desafío", dijo.

Pancho Saavedra

Hace unas semanas el animador de Canal 13, Pancho Saavedra tuvo que guardar cuarentena preventiva en su casita tras un contacto estrecho con una persona con Covid-19.

Todo ocurrió en el programa ‘Contra Viento y Marea’ cuando un miembro del equipo fue contagiado con el virus. «En ese instante, mandaron a todas las personas que fueron contacto estrecho de él a una cuarentena preventiva. Ellos se hicieron el PCR y están todos negativos», dijo Panchito en una entrevista a ‘Bienvenidos’.

Pese a salir posteriormente negativo en los test, Saavedra tuvo que mantenerse en su hogar para prevenir todo tipo de situación. Sin embargo, el programa de casorios tenía que mantener sus grabaciones.

Es por ello que apareció la periodista Ángeles Araya quien se hizo cargo de la edición que fue transmitida ayer por la exseñal católica.

En entrevista con Publimetro, la chiquilla afirma que «para mí fue un súper desafío: este es un equipo que lleva 5 años que está súper consolidado y era un formato nuevo para mí».

Lo que no sabía Araya es que de aceptar, las grabaciones comenzarían rápidamente. «Ahí me como que entró el pánico, pero hay que darle no más», cuenta.

«Como no hacemos ficción, no se puede poner en pausa la vida de las personas», agregó Ángeles.

Sin embargo, su gran susto era si la pareja dijera «‘No quiero que estés tú, quiero que esté Pancho’? (…) pero la recepción fue maravillosa. Fue una sorpresa porque a ellos no les avisaron. Jamás me hicieron sentir incómoda o mal. Ellos querían casarse y mostrar su historia al mundo entero».

Ángeles Araya cupido

La historia que se transmitió anoche fue la de Karen y Andrés. Este último posee VIH y por su condición su suegra no permite que ambos se unan.

«Uno cree que sabe, pero no sabe porque no son temas que se hablen en el día a día. Uno todavía habla de contagio y no es así, es transmisión», dijo Araya.

Asimismo agrega que Panchito «tiene toda la experiencia. Obviamente para él probablemente iba a ser mucho más fácil llevar esta historia».

«Pancho me había advertido que es un carrusel de emociones y es verdad. Me reí, lloré, me enojé, me indigné, me calmé. Volví a reír, volví a llorar, volví a indignarme», dijo Ángeles, pero que finalmente afirma que «creo que sorteamos la ola».