Fran García-Huidobro habla sobre su vida amorosa: «Me muero de miedo»

En una reciente entrevista, Fran García-Huidobro se confesó frente a una posible relación y cómo ha estado tras ser internada.

Fran García-Huidobro

A fines del año pasado, Fran García-Huidobro no lo pasó para nada bien, pues debió ser internada de urgencia por una insuficiencia renal. Pero ahora ya se encuentra completamente recuperada y en una entrevista para revista Velvet habló sobre sus aprendizajes, sus dolores e incluso el amor.

Es en este contexto que la animadora de Canal 13 sorprendió al confesar que previo a su delicado estado de salud, estaba comenzando una relación amorosa.

«Esa noche yo viajaba a Buenos Aires con un pololo que había encontrado después de dos años…pobre ser humano, no llevábamos ni tres semanas y yo termino en la clínica hecha un bulto, él no conocía a mi familia. En muy buena onda no alcanzamos a construir nada que pudiera sostener semejante situación. Nos conocimos en un restorán, me dijo que estaba separado hace muchos años, empezamos a salir, todo muy buena onda. Después de todo lo que me pasó, revisé mi teléfono y supe todas las veces que él había tratado de ir a verme o comunicarse con mi familia» comentó Fran.

También te puede interesar: Fran García-Huidobro habló de la ayuda de Kenita Larraín tras su separación

Frente a situación actual en el ámbito amoroso, la comunicadora aseguró que se encuentra soltera y que no sabe si se siente preparada para encontrar el amor, pues le da miedo el comenzar una nueva relación.

«Hoy la dama de hierro está con muchas ganas de pasarla bien, pero no sé si todavía estoy preparada para otra relación. Uno nunca lo sabe hasta que te ocurre. Soy una persona a la que le cuesta mucho enamorarse, no ando picoteando por aquí y por allá, por lo mismo mis separaciones no han sido fáciles. No me cierro al amor, pero me muero de miedo, porque no ha sido fácil» reconoció Fran.

Además García Huidobro explicó que su último quiebre amoroso fue muy duro y que por lo mismo comenzó a replantearse su elección de parejas.

«Hace cuatro años estaba muy enojada con la vida, un poco superada, sentía que no cumplía con nada de lo que se me pedía; no era buena dueña de casa, no era buena mamá, no era buena pareja, me sentía pésimo. Tuve una ruptura muy dolorosa, la ruptura más fuerte que he tenido en la vida, en mis casi 47 años. Me tuve que cambiar de casa y fue muy terrible. Ahí empecé a cuestionarme mis patrones de elecciones de pareja, ¿por qué siempre se repetía el patrón?».