Abuelita que vive en consultorio emocionó a Ángeles Araya

"¿Para qué quiero esta porquería de vida?", dijo la señora María, provocando la emoción de Ángeles Araya quien se comprometió a ayudarla.

Ángeles Araya - Abuelita Ángeles Araya - Abuelita

Un emotivo momento protagonizó una abuelita y la periodista Ángeles Araya en el programa ‘Aquí Somos Todos’ de Canal 13.

En el espacio se mostró la historia de María, una mujer de 75 años que no tiene una casita y duerme en el SAR Los Quillayes en la comuna de La Florida.

A través de un contacto con Max Collao, la abue pudo hablar con el programa donde contó que diversas personas la han ayudado con mercadería para que pueda vivir.

Durante la conversación, Ángeles Araya le consultó a la mujer «¿Con qué sueña usted hoy, María, a sus 75 años?».

«No, no sueño con nada. Si pasara un auto o alguien me disparara. ¿Para qué quiero esta porquería de vida?», dijo la mujer, provocando la emoción de la periodista.

«María, ¿le cuento algo? Yo tengo 40 y usted tiene 75 años. Lo que usted ha vivido es muchísimo más de lo que yo he vivido sin duda. Nunca podemos permitir que una persona diga que no tiene sueños si la vida está hecha de sueños. Ya, hagamos una cosa. Que le parece si todos trabajamos en este programa para conseguirle ese sueño?», le explicó.

Por eso, es que María después de las emotivas palabras, se motivó y afirmó que su único sueño es tener una pieza para vivir.

«No importa que fuera chica, entrar a mi cama y no deberle a nadie», afirmó la abuelita, por lo que el equipo se comprometió a ayudar con la causa.

Llegó la ayuda a la abuelita

Después de un ratito, la ayuda comenzó a llegar hacia donde la abuelita María, donde finalmente se pudo hacer que la mujer pudiera dormir en una casita.

Tras la colaboración de una familia, la señora podrá dormir en el hogar, hasta que salga el subsidio de arriendo.

Pero eso no es todo, ya que vecinos le brindaron alimento para sus mascotas, mientras que el doctor Juan Carlos Molina se pondrá con atención médica gratuita.

Además los chiquillos de La Vega Central, y se comprometió a entregar mercadería para un año.

Revisa el capítulo completo a continuación: