«Me quebré. De impotencia, de dolor» Julio César Rodríguez y su llanto por caso de abuelita

Este martes en 'Contigo en la mañana', Julio César Rodríguez terminó llorando con la historia de una abuelita que recibe una pensión de 107 mil pesos.

Julio César Rodríguez Julio César Rodríguez

Este martes te contamos que en medio de ‘Contigo en la mañana’, Julio César Rodríguez terminó llorando luego de conocer la historia de una abuelita de 70 años, quien durante un móvil del matinal, contó que debe vivir con una pensión de solo 107 mil pesos y además está esperando hace cuatro años una operación al corazón.

Durante ese momento y visiblemente emocionado, el animador manifestó que «vemos que la gente está protestando, que está enojada y en medio de esto una señora de 70 años se acerca a contar su historia y te deja sin palabras, knockout…».

Tras esta situación, Julio César conversó con el diario La Cuarta, refiriéndose a qué fue lo que causó sus lágrimas en mitad del programa.

«Me he preguntado mucho durante el día por qué y si está bien. La situación era prácticamente habitual. Pero hubo algo que lo cambió todo» comenzó diciendo el periodista, para luego explicar que la señora cruzó las barricadas para hablar con ellos.

«Es verdad, me quebré. De impotencia, de dolor, de amargura de ver a una abuelita que no tira piedras que casi no tiene nada, abandonada, invisible para los números de los economistas, transparente para los ojos del Mercado y tantas veces indiferente para la televisión» relató Julio César.

También te puede interesar: Julio César Rodríguez terminó llorando con abuelita que recibe pensión de $107 mil

Por otro lado, aseguró que en ese momento lo único en lo que pensaba era «qué nos hemos convertido que creemos que una persona mayor puede vivir con 107 mil pesos. La discusión ya no es de números, es ética, moral incluso estética. Cómo llegamos a esta locura del maltrato sistemático y normalizado no solo a los más frágiles, sino a la gran mayoría de los chilenos que jugamos este juego siempre a perdedor».

Luego de esto, Julio César aprovechó de hacer una reflexión frente a cómo hoy el movimiento ciudadano se comienza a dividir. «Nos estamos dividiendo en buenos y malos, en rojos y azules. La polarización nos aleja de las soluciones».

«Cada uno en su rol estamos tratando de aportar y ser la mejor versión de cada uno. Solo con verdad lograremos algo al final del camino. Rousseau dijo hace tanto que la igualdad no es tener lo mismo que el otro, sino que consiste en que un ciudadano no tenga tanto que pueda comprar a otro y que ninguno sea tan pobre como para tener la necesidad de venderse» agregó.

Para cerrar Julio César contó que tiene un lema especial el cual sigue en estos momentos: «En este nuevo Chile la cifra no es más importante que la dignidad, así que para poder seguir bancándose no debemos traicionarnos aunque estemos frente a la pantalla. Hoy está de moda el famoso Si baila pasa. En mi camino si no me emociono… no sigo».