«Creo en la monogamia» Álvaro Salas habló por primera vez tras escándalo de paternidad

Luego que se conocieran sus infidelidades, Álvaro Salas contó que la pasó mal, y que debió superarlo con visitas al psiquiatra y reiki.

Álvaro Salas

Hace algunos meses Álvaro Salas se convirtió en noticia a nivel nacional. Pero por su trabajo, sino porque salieron a la luz detalles de su vida extramarital, además de la aparición de dos hijos no reconocidos y un gran escándalo por la realización de los exámenes de ADN, cambiando su vida drásticamente.

Si bien ya llegó a un acuerdo con las dos personas que demandaron su paternidad, el proceso no ha sido nada fácil para el humorista.

En entrevista con la revista Sábado, Álvaro Salas contó detalles de cómo siguió con su vida tras lo ocurrido. Por ejemplo que ha debido asistir al psiquiatra y tomar sesiones de reiki además que a pesar de todo continúa con su matrimonio.

«Hay amor. Separarse es una decisión que mi esposa pudo haber tomado perfectamente. Y en los momentos más difíciles nunca estuvo en la mesa la palabra divorciarse», sostuvo.

El ex animador reconoce que en un principio hubo «desilusión, desencanto, decepción de parte de mi esposa y mi hija, porque les fallé», pero que ha «tenido el apoyo de ellas con toda esta problemática».

También te puede interesar: Álvaro Salas y su demanda por pensión alimenticia: "Llegamos a un acuerdo"

Salas reflexiona sobre lo ocurrido, precisando que «siempre digo: ¿por qué fallé? ¿Por qué me equivoqué? ¿Por qué pasó esto? Si yo me enamoré de mi señora y me casé hace tantos años y hemos durado tanto tiempo».

Agregando que «yo creo en la monogamia. Creo en el matrimonio para toda la vida».

Salas argumenta que «se produjo obviamente un quiebre que estamos reconstruyendo antes de que esto se hiciera público, pero la relación de amor con mi hija y mi señora resistió este tremendo embate que ojalá no se repita nunca más».

Frente al hijo que fue recientemente reconocido, el Álvaro Salas aseguró que recién fue el 2015 cuando se enteró de su existencia. Pese a esto, la mamá del menor, Soledad Rodríguez, indicó al medio que él lo sabía desde que el adolescente tenía cuatro años.

En relación a cómo fue que conoció a la mamá del joven, fue enfático en decir que no se acuerda. «Es fuerte lo que voy a decir, pero no me acuerdo. No recuerdo esa escena».

A lo anterior, agrega que «así como apareció, perfectamente (podría ser que no fuera hijo suyo). Tampoco de buenas a primeras uno reconoce a un chico de 14 años», contó Salas.

En relación a la segunda hija reconocida por el humorista, se trata de una mujer de 33 años, fruto de una antigua relación de Salas, antes de su matrimonio.

Para evitar conflictos, Salas la reconoció sin necesidad de realizar exámenes de ADN.