Martín Cárcamo tras perder la vista de un ojo: «Perdí toda la musculatura por estar acostado»

En un nuevo capítulo de "Todo por Ti", Martín Cárcamo homenajeará a su mamá y contará varias anécdotas de su vida.

Martín Cárcamo Todo Por Ti
Canal 13

Este domingo se estrena un nuevo capítulo de ‘Todo por Ti’, donde Cecilia Bolocco tendrá como invitados a Martín Cárcamo y su mamá, quienes conversarán con la ex Miss Universo sobre distintos temas, además de que el animador le rendirá un sentido homenaje

Junto a la mujer repasarán los momentos más importantes de la vida del rostro de Canal 13, entre ellos, el desafortunado accidente en que perdió la vista de un ojo. Según explicarán, sucedió porque era demasiado hiperactivo y practicaba mucho deporte, y un día a punto de salir de cuarto medio resultó golpeado primero en un partido de rugby y luego en uno de fútbol.

“Llegué a la casa, me acosté, y de repente veo una mancha, como una mosca que tengo acá. Voy al espejo, me tapo el ojo derecho, y no veo nada. Ahí me empecé a preocupar”, contará Martín Cárcamo. Luego la oculista le dijo que tenía una perforación en la mácula, al centro del ojo, lo que no tiene recuperación.

“Me dijo: ‘Lo más probable es que no recuperes la vista’ (…) Me dijeron que iba a empezar a pegarme en la cabeza, a tener dolores de cabeza porque cuando no tienes la visión de un ojo te falta profundidad y no tengo equilibrio”, revelará el animador.

Al respecto, su madre recordará su reacción: “Cuando me contó casi me dio un infarto. Muchos años estuve angustiada de que le pasara algo en el otro ojo”.

El cambio de vida de Martín Cárcamo tras el accidente

Haciendo caso a la recomendación médica, Martín Cárcamo cambió radicalmente su estilo de vida, y dejó de hacer muchas actividades. Nunca más jugó fútbol y tuvo que dejar el tenis, que era una de sus grandes pasiones. “Estuve varios meses acostado, de hecho di la PAA con un parche en el ojo. Bajé 25 kilos, perdí toda la musculatura por estar acostado”, explicará.

Posteriormente, a la hora de tener que escoger qué estudiar, el comunicador quiso entrar a Teatro, pero su mamá fue brutalmente honesta con él. “Él me decía ‘Está de moda Bodenhofer’. Y yo le decía ‘Bueno, es que hay un Bodenhofer, y a lo mejor tú no eres Bodenhofer’”, confesará Drina, y Martín optó por Ingeniería Comercial.