Adriana Barrientos denuncia agresiones en tienda: «Me estaban cobrando más dinero»

A través de redes sociales, Adriana Barrientos acusó que en una conocida tienda la intentaron agredir tras el mal cobro de un producto.

Adriana Barrientos Portada (1) Adriana Barrientos Portada (1)
Instagram

Por medio de sus redes sociales, Adriana Barrientos salió a denunciar las agresiones de las que habría sido víctima al interior del aeropuerto, luego de que le cobraran la cifra equivocada por un producto de belleza que había comprado en una conocida tienda.

Resulta que en sus historias de Instagram, La Leona comenzó señalando que «Cuando pensé que sería un día tranquilo, me estaban estafando cobrándome de más, luego que me di cuenta anularon la venta y querían que yo firmara».

Siguiendo por esta línea, Adriana Barrientos afirmó que decidió no comprar el producto a raíz del alto precio que le estaban cobrando. «No quise llevarme la boleta y me agarra a baratos la dependienta, diciendo que me creo yo porque soy de la tv no me llevo la boleta».

Adriana Barrientos y la agresión que habría sufrido

Junto con esto, la panelista de Zona de Estrellas agregó: «Cuando saco mi celular, sin reparos me trata de estúpida. 50 mil pesos gasté ahí y miren el trato indigno, vejatorio que tuvieron conmigo. No sé cómo supieron mi identidad si estoy con mascarilla, anteojos y gorro. Impresionante».

«Sufrí agresiones porque hice una compra, a mucha honra por 50 mil pesos, sufrí agresiones de parte de la dependienta por no querer firmar primero un papel, en donde yo estaba anulando una compra porque el monto era distinto», continuó Adriana Barrientos, quien estaba en el aeropuerto para viajar a Antofagasta.

Además, señaló que «me estaban cobrando más dinero por una máscara de pestañas porque tenían claro cuánto valía. Yo no tenía porqué asumir ese error, si la culpa fue de ellas, ellas me cobraron más a mi. ¿Era para tratarme de esta manera? Lo encuentro heavy, revisen su personal».

Finalmente, Adriana Barrientos afirmó en la red social que hasta la amenazaron con llamar a la Policía de Investigaciones. «Que patudos. Iban a llamar a la PDI porque hice esa grabación. Yo debería llamarlos porque ellos me estaban cobrando de más».