Priscilla Vargas revivió su participación como concursante de Miss 17

La periodista recordó sus años de juventud con su paso en el concurso de belleza que según ella le sirvió para su autoestima.

Priscilla Vargas
Instagram

La periodista es uno de los rostros más queridos de la estación televisiva y hoy en día tiene la tremenda pega de animar las mañanas de los televidentes con las noticias a partir de las 5:45 horas; incluso hace poco hizo diferentes comentarios sobre una divertida anécdota con un hotel italiano.

Pero ahora vamos a lo que nos compete, la comunicadora recordó sus momentos de anonimato, precisamente su juventud en las que recuerda que tuvo baja autoestima y fue victima de bullying; ante esto, con el apoyo de su familia, Priscilla decidió participar en su momento al concurso de belleza Miss 17.

La baja autoestima de Priscilla Vargas

«Surgió por una baja autoestima. Yo tenía 15 años, no era que tuviera 17 años como se llamaba la revista. Tenía como 15 años y estaba recién en mi adolescencia, llena de complejos. Como son las adolescentes», comentó la comunicadora de Mega en una entrevista realizada por La Cuarta.

«Fueron mis hermanas, mi mamá, quienes me motivaron. Pero de verdad, yo no me tenía ni una fe. Era como imposible, me sentía fea, llena de espinillas», añadió la periodista sobre sus recuerdos como adolescente.

La periodista menciona que antes del concurso fue victima de bullying aunque ella solo lo catalogaba como «me molestaban en el colegio«, ahora se da cuenta que realmente el concepto que se debía usar era el anterior.

Sin embargo, la baja autoestima y el ataque psicológico que recibió Priscilla cambió gracias al concurso, puesto que, «cuando me presento a este concurso, resulta que salgo en la revista, quedé seleccionada y yo no lo podía creer. Me avisaron un día lunes, el martes salía la revista, y cuando llego al colegio ya era la chica popular, revivió con risas lo que significó para ella ser parte del evento.

Finalmente la periodista señala que cumplió su objetivo de mejorar su autoestima y después de eso nunca más la volvieron a molestar en el colegio.