Se nos puso pituco el Chanchiguagui: Conversó en vivo con corredora de propiedades

En El Carnaval de la Corazón, Chanchiguagui recibió el llamado de ni más ni menos que de una corredora de propiedades.

El Carnaval de la Corazón
Corazón

En El Carnaval de la Corazón nuestro Chanchiguagui recibió el llamado de Paulina, una chiquilla que nos salió corredora de propiedades y bancaria (cáchate esa) y con quien conversó sobre la situación inmobiliaria de Chilito.

La conversa altiro se nos puso interesante ya que Giank altoque le preguntó sobre el precio de las casas, que en el último tiempo se habían puesto bien caritas. Ahí nuestra auditora comentó que la realidad es que habían muchos arriendos y que si los precios habían sufridos, además que la venta estaba un poco apretada.

Según los que nos contó Paulina, la cosa es que antes le aprobaban créditos a la gente con plazo de 25 a 30 años, pero que ahora se acotó el plazo a un máximo de 20 años; por lo que el monto del dividendo es mucho más caro.

Volviendo al tema de los precios, Chanchiguagui le preguntó cuál era el motivo de que estén tan caras las casas. Nuestra auditora comentó que se debía a la situación actual de incertidumbre mundial, y su recomendación es esperar a que se calme la cosa para comprar.

De ahí nuestro locutor le empezó a hacer preguntas para agarrarla pa’l leseo y hasta le preguntó si por qué las casas las venden en UF, a nosotros nos pagan en pesos. Ahí hasta la chiquilla aseguró que ya no iba a llamar más y que se iba quedar a escucharlos nomás.

¿Dónde escuchar la Corazón?

Ojo al charqui chiquillos, no se olviden que si se perdieron este momento en ‘El Carnaval de la Corazón’ (o si quieren revivirlo), la tienen muy fácil, ya que solo necesitan instalar la APP de radio Corazón para acceder a todos los audios y noticias de la Número Uno.

Y si no tienen donde escuchar a la Más Querida de Chile, recuerda que siempre puedes escuchar la señal en vivo, desde donde puedes seguirnos a lo largo de todo Chile y el mundo para no perderse ninguno de los programas ni la mejor música.