¡Ándate cabrito! Compadre Moncho confesó que hizo un trío

Recientemente el conocido Compadre Moncho sorprendió al confesar que en su juventud hizo un trío y que incluso siguió la cosa después.

Compadre Moncho Trío Compadre Moncho Trío
Agencia Uno

El viernes recién pasado se emitió un nuevo capítulo de ‘Podemos hablar’, donde Adriano Castillo, más conocido como el Compadre Moncho, sorprendió con la respuesta a una pregunta que Julián Elfenbein lanzó a los invitados.

«Pónganse de pie los que hayan cometido un hecho… No voy a decir, entre comillas, inmoral. Alguna cosa sexual, que se le haya pasado la mano» preguntó el animador, a lo que el actor dijo: «¿Un trío es algo inmoral?» para luego narrar sin filtro su experiencia.

«Hace muchos años. Yo estaba pololeando con una chica que estaba terminando su carrera, una alumna destacada en su facultad que tenía una amiga que había sido su compañera, su amiga desde kínder» comenzó relatando el Compadre Moncho.

Siguiendo por esta línea, el actor agregó: «Y de repente vamos a una de estas fiestas de… no sé si fue de la Escuela de Teatro, pero tiene que haber sido algo de recepción de mechones, muy movida y qué sé yo, y con el trago…».

Tras esto, el Compadre Moncho aseguró que el carrete «terminó a las dos de la mañana este asunto y nosotros terminamos ‘oye, nos falta todavía. Es muy temprano’». Momento en que la cosa se pone movida.

El trío del Compadre Moncho

«Llegamos al departamento de una de ellas y empezó el asunto. Subió el alcohol, sin llegar a los extremos. Se dio. Estábamos mi polola y su amiga desde la infancia. De repente la amiga, en un acto increíble que a mi me asombró, se sacó la blusa. Hacía calor. Se sacó la parte de arriba ¡y yo quedé plop!» afirmó.

«Yo agarré papa, se metió mi polola y ahí empezó todo el asunto, qué se yo. Hice un trío. Yo pienso que todo anduvo bien, fue muy entretenido, porque ellas se querían mucho» lanzó el Compadre Moncho, dejando abierta la posibilidad de que los otros invitados preguntaran.

En ese momento de inmediato Marilú Cuevas tomó las riendas de la cosa y le consultó si acaso había sido el juguete de las chiquillas. «¡Yo fui usado! Como suele suceder que las mujeres nos usan».

Junto con agregar que «Esa fue la primera vez que dieron un paso largo hacia adelante. Ellas se querían muchísimo porque se habían educado juntas, eran del mismo lugar, no voy a decir del norte ni del sur. Se conocían muchísimo».

Pero la cosa no se queda ahí, sino que Castillo reconoció que el trío «tanto como sueño no, pero era interesante. Nunca lo repetimos… es decir, lo repetíamos en forma individual. Es decir yo con mi polola, yo con la amiga».

De todas formas el Compadre Moncho afirmó que esa historia ya estaba en el pasado. «Sí, pero nunca se supo. Ahora lo están sabiendo recién, pero si yo tengo 80, ellas tienen 75, 76. Entonces son abuelas venerables, por lo tanto todo eso es el pasado, la juventud loca».