El Chacotero Sentimental presenta: Cambio de Piel

Este martes en El Chacotero Sentimental conocimos a Gastón, de 3.2 añitos quien le contó a El Rumpy la historia con antiguo amor.

El Chacotero Sentimental El Chacotero Sentimental

Este martes en El Chacotero Sentimental conocimos a Gastón, de 3.2 añitos, quien le contó a El Rumpy su historia tras ponerse a pololear con una chiquilla que conoció durante una despedida de soltero en un topless.

Resulta que nuestro amigo contó que recién salido de la universidad, su papá enfermo le pidió que cuando muriera se convirtiera en el dueño de casa y cuidara de sus hermanas y mamá. Por lo que al poco tiempo el chiquillo se debió hacer cargo de inmediato de su familia completa.

Tanto se esforzó Gastón que terminó como jefe en un buen trabajo. Es en este contexto que un día uno de sus trabajadores tenía su despedida de soltero y con el grupo completo partieron a una cervecería a carretear. Pero estos perlas se aburrieron rápido y no se les ocurrió nada mejor que irse a un topless.

Allí nuestro amigo no la estaba pasando muy bien, pero de repente vio a una mujer que lo dejó vuelto loco, era una rubia alta y preciosa. De inmediato empezó a hablar con ella e incluso la invitó a salir en varias ocasiones donde empezaron a conocerse.

Con el paso del tiempo Gastón se puso a pololear con la chiquilla y rápidamente le presentó a su familia las que quedaron encantadas con ella y de inmediato se pusieron a pensar que se venía casorio, además de que los niñitos saldrían bonitos, etc.

Tras esto con el paso del tiempo se vino el matri del chiquillo de la despedida de soltero y obviamente que los dos estaban invitados. Lo pasaron chancho y terminaron en un motel donde nuestro amigo apagó tele y no se acordó de nada más.

Al otro día Gastón se despertó y no se acordaba de nada y lo peor es que su amorcito no estaba allí. El asustado intentó llamarla y la chiquilla le dijo que necesitaba tiempo y que lo llamaría. Nuestro amigo se pasó todas las películas del mundo, hasta que a las dos semanas le pidió que se juntaran.

Los tortolitos se juntaron a tomar un café y ahí llegó la sorpresa que nunca se esperó que llegaría. Pues su polola le dijo que se había venido a Santiago por razones médicas. Resulta la razón por la vino era para someterse a una cirugía de reconstrucción genital, ya que era transgénero y su psicóloga le dijo que lo mejor era contarle sobre esto.

Gastón se quedó sin palabras y no supo como responderle, así que al final la chiquilla se fue y nunca más la volvió a ver.

Aquí te dejamos la historia completa de El Chacotero Sentimental