Golpe al mundo del espectáculo: Bombo Fica arriesgaría prisión y millonaria multa

El humorista junto con su representante enfrentan un complejo problema legal, luego de ser demandados por injurias y calumnias.

Bombo Fica
Agencia Uno

Una fuerte demanda cayó sobre los hombros del reconocido humorista Bombo Fica y su representante. Pues José Aravena, empresario y administrador del Teatro Caupolicán, los acusa por los delitos de injurias y calumnias con publicidad y de manera repetitiva.

Todo partió cuando el comediante organizó un evento benéfico para recaudar fondos e ir en ayuda hacia los damnificados por los incendios forestales que sacudieron al país el reciente verano.

En este contexto, Aravena en el 7° Juzgado de Garantía de Santiago expuso que Daniel «Bombo» Fica lo denunció a través de diversos medios, afirmando que fue victima de una estafa y que el espacio que tuvo lugar el show se quedo con la mayor parte de la plata recaudada. A pesar de que el representante del comediante aseguró que las acusaciones eran ciertas, el administrador no dejó pasar la situación.

Bombo Fica y su conflicto con el Teatro Caupolicán

Según consigna el medio El Periodista, el problema se origino debido a que no se cumplieron de buena forma las obligaciones establecidas antes del show. En esta línea, quienes organizaban la campaña solidaria debían asumir los costos del uso del espacio, tales como la seguridad, la limpieza, etc. Mientras que Bombo Fica y Claudio Riquelme se hicieron cargo de la producción, promoción, coordinación y venta de entradas.

No obstante, Aravena señaló en su demanda que estas tareas no se hicieron de forma adecuada, afectando la venta de tickets. Esto queda en evidencia en el total de asistentes, que solamente dijeron presente 490 personas en un recinto capacitado para 5 mil.

Puesto que hubieron gastos que tenían que ver con el funcionamiento del teatro, se realizaron los pagos tras recaudar el dinero. El resto fue depositado en una cuenta asociada a la producción, lo que hizo que los organizadores no quedaran contentos y señalaron que se trataba de una estafa.

Ante esto, Bombo Fica y su representante afirmaron ante la prensa que la plata no les llegó ni a ellos ni a la gente que lo necesitaba. Es por esta razón que José Antonio Aravena interpuso una demanda por «injurias graves y calumnias cometidas a través de medios de comunicación».

En este sentido, pidió las penas máximas para este tipo de caso. Es decir, el comediante arriesga 5 años de reclusión menor en su grado máximo, y una multa de 150 UTM (equivalentes a 9 millones y medio de pesos), según consigna Página 7.

Por otra parte, Claudio Riquelme arriesga 4 años de reclusión menor en su grado máximo junto a una multa de 100 UTM.