Eduardo Cruz-Johnson se confesó respecto a su particular bronceado en «Juego Textual»

Eduardo Cruz-Johnson detalló diferentes aspectos de su vida durante 'Juego Textual', entre ellos lo que fue su adicción al bronceado.

Eduardo Cruz Johnson Juego Textual
Canal 13

Eduardo Cruz-Johnson, el ex conductor de 24 horas, se confesó con las panelistas de Juego Textua el pasado lunes. Aquí reveló algunos detalles de lo que fue su vida como conductor y comentó lo que fue su ‘adicción’ al solarium.

Recordemos que el ex rostro de TVN estuvo más de 20 años conduciendo noticieros para este canal. Una importante trayectoria para alguien que aseguró haber llegado a la televisión por casualidad. 

«Fue una casualidad. Yo trabajaba en un banco, se presentó un periodista a pedir un préstamo, se lo otorgué y le pregunté si hacían pruebas en TVN, donde trabajaba», relató durante el programa de Canal 13.

En un momento llegaron a hablar un poco sobre el cuidado personal que mantiene actualmente. Señalando que no cuida su físico: «No tengo cultura deportiva. No me alimento bien. Sí trato de caminar harto», confesó.

Ahora bajo este contexto fue inevitable hablar del icono bronceado que mantenía el recordado lector de noticias.

La verdad del bronceado de Eduardo Cruz-Johnson

Sin duda algo que marcó la imagen de Eduardo Cruz-Johnson fue el particular bronceado que llevó durante años. «Yo me enterraba en el sol. Ciertamente por vanidad, pero también porque el sol me daba energía, me sentía distinto».

Además de señalar que la animadora de TV+, Raquel Argandoña fue una de sus compañeras a la hora de broncearse. «En ese tiempo yo animaba festivales con ella, con Paulina Nin y con Pamela Hodar, y en la mañana nos íbamos a tomar sol. 20 minutos de frente, 20 minutos de espalda, no más», detalló el ex conductor de ’60 minutos’.

Sobre esta adicción a broncearse, el ex rostro de TVN, mencionó también que es algo que ya es parte de su pasado y que no mantiene interés en tener esa imagen.

«Ahora ya no tengo interés en broncearme, ya no tomo sol (…) Me miro ahí y digo: ¿Cómo alguien no me decía que no tomara tanto sol? Me encuentro gordo y quemado. ¿Cómo nadie me decía?«, señaló en su visita a Juego Textual.