Carlos Díaz sobre su paso por Verdades Ocultas: «Me gritaban en la calle»

En "Juego Textual", Carlos Díaz se confesó sobre su paso por la conocida teleserie de Mega y cómo fue la reacción del público.

Carlos Díaz Verdades Ocultas
Canal 13/Captura Mega

Este lunes en la noche, se estrenó un nuevo capítulo de ‘Juego Textual’, donde las panelistas del espacio, junto a Sergio Lagos, conversaron con Carlos Díaz sobre distintos temas, relacionados con su larga carrera en televisión, además de su vida personal.

Y durante una de las secciones del programa, le consultaron por los momentos incómodos que sufrió por interpretar al villano Leonardo San Martín en ‘Verdades Ocultas’. «Me gritaban ‘asesino’ en la calle», sostuvo el actor, indicando que el personaje partió simplemente como un policía con un trastorno obsesivo compulsivo.

«De a poco empezó a crecer, a tener otras psicopatías. Todo estaba en el texto. Lo entretenido es que era como la vida misma, que no sabes lo que iba a pasar», explicó. Carlos Díaz confesó ser un poco obsesivo también en su labor en la teleserie, al punto que en plena pandemia se le ocurrió hacer una dieta, lo que tuvo consecuencias en su personalidad.

«Estaba con una obsesión con el gimnasio y se me ocurre hacer una dieta sin carbohidratos y sin azúcar. A mí me gusta lo dulce, el pastel, el chocolate, los postres, entonces se me baja el azúcar y me pongo muy desesperado, estaba enojado por todo. El azúcar es una droga, te la bajan y te desesperas», relató el actor.

Además, Carlos Díaz aseguró que al no poder salir a la calle, no podía sacarse de encima el papel de Leonardo. «Estaba cada vez más neurótico, más insoportable y más gritón», confesó. Según contó, solo tras iniciar una rutina de ejercicios online logró manejar su ansiedad.

Carlos Díaz y sus experiencias en la actuación

Por otro lado, el intérprete se refirió a algunas de las particulares experiencias que ha tenido durante su larga carrera en la actuación, instancia en la que reveló que lo más extraño que le pasó fue cuando durante las grabaciones de una serie resultó accidentalmente acuchillado.

En otra ocasión, grabando una escena de una teleserie se cortó la mano al romper un vidrio en un arranque de ira de su personaje. «Tenía un tajo abierto, no me dolía nada, pero se veía hasta el hueso. Ahora el dedo chico me cuesta mucho moverlo», desclasificó.