«¿Mega qué?»: Periodista de ‘Meganoticias’ protagonizó chascarro en vivo

El periodista de Mega Cristián De Medici le jugó en contra la lengua y cometió un sutil error en pantalla. No fue el único que ocurrió en el noticiero.

Chascarro Mega

Durante la televisión en vivo son inevitables los problemas y chascarros en las transmisiones.

Esta vez le ocurrió a Mega, mientras se transmitía el noticiero ‘Meganoticias Actualiza’, donde el periodista Cristian de Medici estaba realizando un despacho en vivo para informar sobre las elecciones de este fin de semana.

En su relato el profesional, dice «vamos a cambiar de tema, pero en la misma línea de lo que es esta mega erección… elección quiero decir…».

Los internautas rápidamente tomaron registro de ello y fue viralizado a través de redes sociales, agregándolo a la larga lista de momentos divertidos en pantalla chica.

Sin embargo, eso no fue todo, ya que sumó otro chascarro minutos más tarde, pero esta vez fue protagonizado por el periodista Roberto Saa.

Mientras que Andrea Arístegui se encontraba dando una información, atrás aparece Saa quien no se dio cuenta que estaban al aire, por lo que al percatarse de que la embarró, inmediatamente sale corriendo.

En eso, Arístegui dejó la seriedad de lado y empezó a sonreír, pero siempre manteniendo el foco de la noticia.

Otro chascarro de Mega

Uno de los chascarros en Mega más vistos en los últimos años, fue uno protagonizado por los periodistas Catalina Edwards, José Luis Reppening y Gonzalo Jiménez.

Resulta que este último chiquillo se encontraba haciendo un despacho en directo para conocer los diversos platos de porotos.

Durante móvil presentó el platito llamado ‘Pancho Villa’, el cual está compuesto de huevo frito, longaniza y un buen pedazo de carne.

Sin embargo, al cerrar el móvil del noticiero de Mega, Jiménez lanzó una pregunta al estudio, ya que existía otro plato que se llamaba la ‘Panchita’, y les preguntó que comida no tenía este plato.

Tras eso, Edwards responde «sin la longaniza, obvio», a lo que Gonzalo le corrige diciéndole que era «sin huevo».

Inmediatamente se desataron las risas no sólo de los periodistas, sino que también detrás de cámaras. Luego de eso se fueron una pausa comercial.

Actualmente el video desde el 2014 cosecha más de 14 millones de visualizaciones en YouTube.