Agacharon el moño: Mega pide disculpas tras criticada parodia a BTS

Luego de un polémico sketch transmitido en el programa 'Mi Barrio', Mega salió a pedir disculpas por burlarse de BTS y la comunidad asiática.

BTS (fuente_ @bts.bighitofficial)

«Nunca fue nuestra intención ofender, denostar, ni herir a ninguna comunidad». Con estas palabras, el canal Mega tuvo que salir a pedir disculpas tras una fuerte polémica. Y que durante la noche del sábado, se estrenó un nuevo estelar conducido por Fernando Godoy, bajo el nombre de ‘Mi Barrio’. Sin embargo, la controversia nació luego de que transmitieran un sketch humorístico basado en el grupo de música coreano, BTS. Uno de los grupos de K-Pop más exitosos del mundo.

Tras la emisión del programa, las críticas no se hicieron esperar. Esto, ya que miles de televidentes acusaron de racismos y xenofobia la performance que se vio en el programa. De hecho, tal fue la magnitud del episodio, que medios internacionales como The New York Times, también apuntaron en contra de la rutina y el canal.

Recordemos, que ha raíz de la pandemia por coronavirus, la cual habría comenzado en China, alrededor del mundo se han incrementado enormemente los crímenes de odio hacia las comunidades asiáticas. Por esta misma razón, es que varias agrupaciones a nivel mundial, incluidos los chiquillos de BTS, han luchado por evitar todo tipo de discriminación en contra de esta comunidad.

Fue dentro de este contexto, que Mega tuvo que agachar el moño y salir a pedir disculpas públicas. Todo, a través de un comunicado que publicaron en su cuenta de Twitter.

Las disculpas de Mega

«El humor ayuda a las personas a lidiar con los difíciles momentos de pandemia por los que estamos atravesando. El humor de Mega tiene límites claramente establecidos en sus orientaciones programáticas que son de conocimiento público. Sin embargo, queremos manifestar nuestra absoluta empatía con quienes se pudieron sentir afectados por la sección ‘El lato de Raquel’, y les pedimos las disculpas correspondientes».

Así fue como inició el comunicado que publicó el canal en sus redes sociales. Añadiendo además que «nunca fue nuestra intención ofender, denostar, ni herir a ninguna comunidad».

«Seguiremos mejorando, aprendiendo, escuchando y firmes en nuestra intención: llevar entretención a las familias. Recogemos todos los comentarios positivos y también las críticas para mejorar nuestro actuar», concluyeron. De esta manera intentan dejar atrás esta polémica, demostrando que no se puede jugar con las K-Popers.