«Va a ser algo muy sexy, lindo y elegante»: Marlen Olivari promete dejar la patá en la Gala de Viña

La show woman adelantó más detalles sobre su vestuario para el evento, donde dio a conocer que su gran capa dejará a todos boquiabiertos.

Una de las que siempre ha arrasado y ha dado de que hablar dentro de las distintas versiones de la Gala del Festival de Viña del Mar ha sido Marlen Olivari. Y es que todo parece indicar que seguirá en esa senda, revelando que se ha adaptado de buena manera a los nuevos conceptos que van en ayuda al medio ambiente.

En este contexto, la show woman dio a conocer más detalles en relación al look que lucirá este viernes. «El vestido está hecho con materiales sustentables, fibras naturales, sin procesos químicos. Los cristales son reciclados y bordados a mano. Obviamente que va a ser algo muy sexy, lindo y elegante», comentó en Tal Cual.

Por otro lado, también contó como fueron confeccionados sus zapatos. «Estoy contenta porque le di la posibilidad a una emprendedora de la Quinta Región que me hizo los zapatos a mano. Ella estará en mi casa durante la preparación, así que de esa manera se da a conocer y aumenta sus ventas”, recalcó.

¿Con qué nos sorprenderá Marlen Olivari?

Pero eso no es todo, ya que dejó la grande anunciando que usará una capa de gran tamaño «que lleva mensajes muy directos sobre qué cosas no debe hacer la gente con el medio ambiente, qué cosas evitar y cómo protegerlo».

Acto seguido, la modelo agregó entre risas: «La capa es tan grande que, cuando yo entre al salón, van a tener que salir todos porque no cabe nadie más que yo».

Con respecto al color que lucirá el mencionado accesorio, dejo entrever que puede ser azul. «Puedo adelantar que el elemento es mi mar, el mar de Chile».

Y para cerrar, Marlen Olivari expresó que intentará transmitir el cuidado de medio ambiente, el cual viene de la mano con los principales conceptos de la Gala, como lo son la sustentabilidad y el reciclaje. «Como yo vivo cerca de la playa, cuando salgo, constantemente estoy limpiando el mar. Me llevo la mugre ajena en una bolsa de basura. No hay conciencia, y es algo de todos los días», concluyó.