Ojo con la bebida: Científicos aseguran que causa daño cerebral

Un experimento que realizaron expertos estadounidenses demostró que algunas gaseosas pueden ser perjudiciales para las neuronas.

Coca Cola Bebida Coca Cola Bebida
Crédito: Getty Images

Todos recordamos cuando nuestra mamá en más de alguna ocasión nos dijo que no tomáramos tanta bebida. Y al parecer, siempre habría tenido razón. Todo, porque una nueva investigación descubrió que las gaseosas tipo Coca-Cola o Pepsi causarían daño cerebral. 

En la investigación, un grupo de científicos dieron de beber Coca-Cola y Pepsi a unos inocentes ratoncitos. El problema es que los resultados fueron escalofriantes, porque no solo les subió el azúcar en la sangre. Si no, que los volvió bastante más tontos.

¿La bebida te pone más tonto?

Según reportó Radio Futuro, el paper publicado en Elsevier, el consumo prolongado de bebidas tipo «cola» está relacionado con daños en el cerebro. Después de 57 días dándoles bebida, los científicos sometieron a los roedores a algunas pruebas de comportamiento basadas en laberintos, y diez días después, las ratas fueron sacrificadas para que los científicos pudieran examinar cualquier diferencia en sus cerebros.

Al final del curioso estudio el grupo de control no tuvo problemas, pero los que tomaron las gaseosas mostraron preocupantes resultados. Durante las pruebas de comportamiento, los científicos encontraron que la mayoría de los bebedores de refrescos, específicamente los niños de 2 y 8 meses, tenían peor memoria y, en general, una función cognitiva más baja que sus contrapartes más puristas, lo que causaba serias dificultades cuando intentaban moverse por esos malditos laberintos.

Luego de examinar, los cerebros de las ratas, demostró que las gaseosas tipo cola dañaron la corteza frontal del cerebro de estos animales. En esta se controlan funciones como la atención, la memoria y el juicio. Asimismo, mostraron dañar lugares como el hipocampo, el cual maneja la memoria y el aprendizaje. 

Pero ¿cómo afecta esto a los humanos? Si realizáramos un daño similar al cerebro humano, pueden ocurrir cambios en el comportamiento. Como por ejemplo, la persona puede mostrarse impulsiva y errática. Asimismo, puede desarrollar ansiedad, depresión, bipolaridad, esquizofrenia y más. 

Sin duda, un estudio que nos plantea tomar mucha menos bebida y preferir otras que no sean la Coca-Cola o Pepsi.