Karen Bejarano recuerda la filtración de sus fotos íntimas: «Nos tuvimos que ir del país»

En Podemos Hablar, Karen Bejarano se confesó sobre los complicados días que vivió, luego de que se filtraran sus fotos íntimas.

Karen Bejarano F Karen Bejarano F
Instagram

Este viernes recién pasado se emitió un nuevo capítulo de Podemos Hablar, donde una de las invitadas era Karen Bejarano, quien aprovechó de referirse a los complicados días que vivió, luego de que le hackearan su teléfono y se filtraran una serie de fotografías íntimas.

Para comenzar, el animador del programa, Jean Philippe Cretton, le consultó por los dichos de su esposo, Juan Pedro Verdier, quien también se refirió a este tema durante un reciente capítulo de La Divina Comida.

«Primero me morí, lloré, vomité sangre, me arrastré por el piso, me quise matar, busqué donde conseguir un arma para ir a matar a esa persona. Y después decidí no hacerlo y volver a construir una vida linda» indicó el uruguayo en aquella oportunidad.

Karen Bejarano sobre la filtración

Tras esto, Karen Bejarano confesó cómo fue para ella enfrentar este momento, revelando que «parte de mi terapia fue entender que yo no era la culpable».

«Yo durante mucho tiempo me sentí culpable de haber tenido una intimidad con mi pareja y que lamentablemente hubiese gente tan… (…) que sea capaz de hacer algo como eso, no solo pedir plata porque eso ya da lo mismo, sino que jugar con los sentimientos de que van a ir a buscar mi hijo al colegio, porque sabían mi dirección, tenían todo de mi» explicó.

Siguiendo por esta línea, Karen Bejarano agregó que «no se lo doy a nadie, porque es la situación, por lejos, más angustiante que he tenido que enfrentar en mi vida».

«Que después la gente te apunte con el dedo, y que mi marido haya sentido que no me pudo defender de esta situación… él en algún momento quiso pagar la plata, plata que no teníamos, pero él dijo ‘voy al banco y no sé cómo lo hago’, y la PDI nos dijo a nosotros ‘no lo hagan’» continuó la ex chica Mekano.

Junto con esto, relató que «Juan Pedro… de verdad no podría relatar con palabras como él se transformó en un ente. Durante cuatro días no durmió, él buscaba en la internet todo lo que existía respecto a esto, pedía a los portales que bajaran la noticia, buscaba los comentarios y quería ir a buscar a toda esa gente».

«Él se trastornó con la situación. Nos tuvimos que ir del país porque acá tenía 24/7 personas en la puerta de mi casa esperando a ver qué decía yo, en la calle me gritaban cosas, fue de verdad muy desagradable y muy angustiante» cerró Karen Bejarano.