Gonzalo Ramírez por cambio de nombre de la Negrita: «Creo que nos acercamos mucho a un extremo»

A raíz del anuncio del cambio de nombre de la popular golosina, Gonzalo Ramírez no se mostró muy de acuerdo con esta situación.

Gonzalo Ramírez Negrita Gonzalo Ramírez Negrita
Captura TVN

Hace algunas horas, se anunció una noticia que sin duda se ha convertido en lo más comentado en redes sociales, pues tras 60 años la clásica galleta ‘Negrita’ dejará atrás su nombre con el fin de evitar la discriminación y el racismo que podría traer la marca.

Es frente a esta situación que en el ‘Buenos días a todos’ se tomaron un tiempo para hablar de este tema, donde Gonzalo Ramírez hizo una particular reflexión, mostrándose no muy de acuerdo con el cambio.

«Soy un convencido que la inclusión y el respeto va mucho más allá de una palabra. Yo el ‘Negrita’ lo tomo incluso como un tema de cariño. Creo que las marcas han nacido con mucha antelación a los momentos culturales que tenemos hoy día, yo no lo encuentro discriminador» comenzó señalando.

Junto con esto, Ramírez abrió la puerta al debate, indicando que «de pronto hay ocasiones en que creo que nos acercamos mucho a un extremo, de cambiar las cosas mucho más allá de lo necesario».

«Hoy día por cierto hay que condenar el racismo, condenar el maltrato, todos tenemos los mismo derechos, y en eso el mundo está cambiando. me parece fantástico y estoy plenamente suscrito con eso, pero creo que hay ciertas cosas que van mas allá. No lo sé, puedo estar equivocado» cerró el periodista.

La decisión del cambio de la Negrita

Desde Nestlé publicaron un comunicado afirmando que el cambio de nombre viene a raíz de «la revisión consideró las sensibilidades de distintos grupos sociales en todos los países en que la compañía está presente, y concluyó que la marca Negrita, nacida hace más de 60 años en un contexto completamente distinto, debía ser reemplazada».

Junto con esto, se anunció que el nuevo nombre será ‘Chokita’, esto debido a que «hace referencia a su inconfundible sabor a chocolate, sumado al diminutivo que en Chile refleja a lo que tratamos con cariño. Esta modificación no afecta de ninguna manera a la receta del producto, que mantiene su calidad y sabor característico de siempre».