Conductor ebrio manejó contra el tránsito, intentó arrancar y golpeó a un repartidor: Quedó en libertad

Este conductor ebrio se mandó el medio viaje en Ñuñoa y solamente terminó detenido luego de que chocara con otro conductor.

Conductor Ebrio Conductor Ebrio

Quedó la grande la noche de este jueves en la comuna de Ñuñoa, luego de que un conductor ebrio se mandara una carrera de película. Resulta que todo comenzó luego de que personal de seguridad municipal pillara al pastelito manejando contra el tránsito en Brown Sur con Eduardo Castillo Velasco.

Obviamente que tras esta situación, dieron alerta a Carabineros cerca de las 22:00 horas, por lo que los uniformados comenzaron a buscar al vehículo negro y de vidrios polarizados que iba en dirección al norte, por lo que de inmediato comenzaron a seguirlo.

De acuerdo a lo consignado por La Cuarta, luego de que el conductor ebrio cachara que lo estaban siguiendo, intentó arrancar. Pero esto lo hizo aún peor, ya que en su travesía atropelló a un conductor de delivery que se transportaba en moto y a quien afortunadamente solo dejó con lesiones leves.

Pero la cosa no para ahí, ya que este pastel aparte salió con mala suerte, ya que más adelante se encontró con un auto manejado por un Carabinero de civil, a quien intentó choreárselo. «El individuo intercepta el vehículo particular de un oficial de carabineros, con claras intenciones de sustraerlo, lo que fue impedido por mismo funcionario».

¿Cómo terminó la travesía del conductor ebrio?

Al final la historia de este conductor termina poco tiempo después, ya que el auto en el que iba se estrelló contra otro vehículo estacionado en la calle José Manuel Infante. Fue ahí que terminó detenido y se comprueba que manejaba en estado de ebriedad.

Y aunque muchos piensan que la cosa termina ahí, pues no, ya que se pone mucho peor, ya que el pastelito ya contaba con una causa de robo por homicidio. Mientras que de momento se investiga si el auto tiene encargo por robo.

Finalmente y para sorpresa de todos, el conductor ebrio no quedó con prisión preventiva ni nada, sino que solo fue apercibido, es decir tuvo que señalar su domicilio.