¿Limpiadora de aviones?: Auditora de ‘La Mañana de la Corazón’ contó su peculiar trabajo

Durante 'La Mañana de la Corazón' una auditora reveló los detalles de su singular trabajo, en donde se dedica a la limpieza de aviones.

La Mañana De La Corazón La Mañana De La Corazón

Durante la jornada de este jueves, los chiquillos de la La mañana de la Corazónrecibieron un divertido llamado. Y es que a raíz de las cuarentenas, han sido varios los chilenos que perdieron su trabajo. Esto mismo fue lo que le ocurrió a una de nuestras auditoras, quien contó que había perdido su peguita. Sin embargo, lo que llamó la atención de todos en la radio fue el peculiar trabajo de esta señora, quien aseguró que se dedicaba a limpiar aviones. 

Así como lo lee, limpiadora de aviones. Y si bien todo empezó por un saludo por parte de la señora Jacqueline, tal fue la sorpresa de nuestros chiquillos conductores, que decidieron llamarla en vivo y en directo para preguntarle sobre su trabajo.

«Me encuentro un poco triste porque se me acabó el trabajo. Por culpa de una manga de ‘papas fritas’ yo no puedo hacer otra pega, porque no puedo salir. Yo lavaba aviones…». Hasta ahí nomas se escuchó el saludo, ya que rápidamente nuestro ‘Chavito’ telefoneó a la auditora. 

La limpiadora de aviones

Mientras esperaban que la señora Jacqueline contestara, las bromas no se hicieron esperar en el estudio. 

«¿Pero quién tienen una pega que lava aviones? Se lavan aviones a domicilio. ¿Se lleva los aviones pa’ la casa los enjuaga con una manguera?», preguntó riendo Chavito.

Y nuestra sita Evelyn tampoco se quedó atrás, sino que también lanzó divertidos comentarios al respecto: «Oye y le hablarán para decirle ‘levante una alita, ahora la otra’. Te tení que subir arriba de una grúa pa’ lavar un avión po'».

Apenas contestó la auditora, la explicación de su peculiar trabajo no se hizo esperar. Y es que parece que estaba esperando el llamado la señora Jacqueline, ya que inmediatamente relató toda la historia. 

«Les explicó. Hay un aeródromo cerca de Chillán, en donde hay avionetas y unos mini aviones de particulares. Yo lavaba dos aviones, ya que se pagaba bien. Pero sí, le lavaba la alita, le lavaba la ruedita y todo por fuera», dijo riendo la señorita.

Ante la revelación, las risas de nuestros chiquillos de la Corazón no faltaron. Y es que harto empeño le ponía nuestra amiga para limpieza. Desde un shampoo especial para aviones hasta una hidrolavadora para enjuagar al pajarito de metal, Jacqueline relató todo sobre su singular peguita.

Si quieres saber todo sobre esta divertida historia, te dejamos a continuación el audio completo para que puedas escuchar la chistosa anécdota: