Joven que perdió el ojo por lacrimógena: «La gente quiere ser escuchada y nos responden con violencia»

Diego Leppez, quien perdió el ojo por una lacrimógena, conversó con el 'Mucho Gusto' sobre su estado de salud actual, además de la situación del país.

Mucho Gusto Lacrimógena Mucho Gusto Lacrimógena

Durante la jornada del miércoles en ‘Mucho Gusto’ conversaron con Diego Antonio Leppez, un joven de 27 años que perdió un ojo tras recibir el impacto de una bomba lacrimógena lanzada por Carabineros.

Según lo que contó al panel, el pasado 15 de noviembre salió de su trabajo y, al cruzar por el Parque Forestal en medio de la movilización, recibió el disparo de la lacrimógena que lo dejó hospitalizado, con una fractura nasal, múltiples dolores y pérdida ocular, que hasta el día de hoy lo mantienen internado.

Al ser consultado sobre su estado, el joven contestó que «tengo rabia, pena, muchas sensaciones encontradas. Situaciones que nunca nadie las va a desear, pero gracias a Dios y a los chiquillos de primeros auxilios. No lo podía creer, pero son cosas que pasan, pero me pudo impactar en la cabeza (la bomba) y me hubiera partido el cráneo».

También te puede interesar: Fiscalía investiga a proveedor de balines de goma para Carabineros

Junto con esto, explicó que «fue demasiado fuerte el impacto, demasiado fuerte el dolor, pero tuve la suerte de tener una atención muy, muy rápida. Eso lo agradezco».

Además, agregó que «todas las noches lo único que he pensado es en amor. No me he enfocado en el odio y el rencor, porque al fin y al cabo todos somos víctimas. El mismo oficial de Fuerzas Especiales que me disparó, la misma gente que estaba ahí, a todos nos ocurren injusticias. Son súper pocos los privilegiados que pueden vivir en paz, pero somos millones los que vivimos con migajas».

Al final de la entrevista, Diego condenó la violencia policial, asegurando que «la gente quiere ser escuchada y nos responden con violencia (…) somos un país que, si nos unimos por una causa, nos va a ayudar a todos. De verdad, la única ignorancia es la violencia. Que el Presidente deje de ser violento».