«Quien fuera el sol»: Laura Prieto enamora con sensual fotito en bikini

Por medio de sus redes sociales, Laura Prieto enamoró con una fotito en la que se luce posando desde una piscina.

Laura Prieto Foto (1)
Instagram

Sin duda que Laura Prieto es una de las famosillas más populares en nuestro país. Pues tan solo en Instagram ya tiene cerca de un millón de seguidores, a los que enamora con postales de su día a día, sus emprendimientos y los próximos proyectos laborales que se vienen.

Pero junto con esto, la uruguaya también aprovecha de enamorar a sus fanáticos con sensuales postales ligera de ropa que sin duda la llenan de piropos por lo guapa que luce. Así es como ocurrió hacen unos días en una de sus últimas publicaciones.

Resulta que Laura Prieto compartió una fotito, posando desde una piscina, luciéndose con un bikini de animal print rosado, el que acompañó con el mensaje «Summertime sadness (tristeza de verano», una de las canciones de Lana del Rey.

Al poco tiempo de compartir el registro, la chiquilla recibió más de 14 mil me gusta y cientos de mensajes por parte de sus seguidores. Quienes no dudaron en llenarla de halagos por lo guapa que luce y asegurando que está mejor que nunca.

«Tu eres mágica y hermosa»; «Tremenda»; «Oiga laurita uste que esta sanita inpira suspiros y dolores de muela»; «quien fuera el sol para acariciar tu cuerpo»; «Atomica»; «Devuélvete que te pasaste»; «Una sirena»; «te vez súper guapa» y «Te ves muy muy regia» es parte de lo que le dejaron a Laura Prieto.

Instagram Laura Prieto
Instagram Laura Prieto

La sensual fotito de Laura Prieto

Pero este no es el último registro por el que Laura Prieto enamoró a sus seguidores, pues hace unos días, la ex Calle 7 dejó la grande al compartir una postal en ropa interior, donde aparece promocionando una faja modeladora.

Junto a la osada fotito, la uruguaya simplemente escribió: «Dream mama» (mamá de ensueño), lo que en pocas horas le significó más de 31 mil me gusta y decenas de comentarios de sus seguidores, quienes quedaron vueltos locos, por lo que no dudaron en llenarla de piropos.