¿Lo hará? Seguidor de fan de Ricardo Arjona confesó que se la tatuará desnuda

La chiquilla que se hizo famosa por sacarse la ropa en un concierto del guatemalteco, sigue dando que hablar pero ahora por un seguidor.

Ricardo Arjona Ricardo Arjona
Instagram de Andrea Vivas

¡No para! Y es que Andrea Vivas, la famosa chiquilla que se hizo conocida por sacarse la ropa en un concierto de Ricardo Arjona en Dallas, Texas, otra vez dio que hablar.

Y ahora por las curiosas propuestas y confesiones de sus seguidores de Instagram. Pero no en la cuenta donde logró sumar más de 32 mil seguidores, sino que en una secundaria. Esta es una red social que ella tiene hace un tiempo y que recientemente comenzó a ocupar de forma más habitual.

En esa cuenta se ha hecho más activa desde que abrió su OnlyFans, respondiendo preguntas más subidas de tono, donde le han llegado solicitudes y confesiones inesperadas. Tales como un tatuaje de ella desnuda e incluso «subastar» la lencería blanca que la hizo famosa.

Tatuaje y lencería

Uno de los cientos de seguidores de la «fan de Arjona» se motivó más de la cuenta y reveló algo que ni la misma Andrea Vivas se esperaría en algún instante. «Ya coticé un tatoo (tatuaje) con el último desnudo suyo, después se lo muestro», confesó sin rodeos el desconocido sujeto o quizás mujer.

Mientras que la también maquilladora solamente respondió «OMG me muestras» junto a un corazoncito rojo.

Instagram
Instagram @imandreavivassexy

Pero las confesiones no quedaron ahí, y más de alguno o alguna se pasó varias veces para la punta. Tal como uno de los seguidores de Andrea Vivas, quien propusó una inesperada «venta» a la ahora influencer.

«Oye, deberías hacer una subasta con la lencería blanca del concierto a ver quién da más», lanzó sin ningún filtro el seguidor. Mientras que la autodenominada «fanática loca» de Ricardo Arjona realizó una encuesta para saber la opinión de sus más de mil seguidores.

 

Andrea Vivas
Red social

Andrea Vivas aseguró que ella no quería, mediante la encuesta que llegó a un 82% el «sí» y un 18% el «no». Para finalizar, y junto a una segunda historia con los resultos, abrió una casilla consultando «¿Cuánto ofreces tu?».