La razón por qué se realiza el cambio de mando en Valparaíso

Este viernes 11 de marzo se realizará el cambio de mando entre el presidente Sebastián Piñera y Gabriel Boric en el Congreso en Valparaíso.

Boric
Agencia Uno

El 11 de marzo se ha transformado en una fecha muy importante a lo largo de la historia de nuestro país, puesto que, es el día predilecto para realizar el cambio de mando entre el presidente saliente con el entrante; una fecha que se ha establecido para realizar los cambios de administraciones a lo largo de varios años.

En esta ocasión, este viernes el presidente Sebastián Piñera le entregará la banda presidencial a Gabriel Boric Font; convirtiéndose en el mandatario más joven en la historia de Chile. Sin embargo, el tema que queremos plantear en esta nota es responder a la siguiente pregunta ¿Por qué se celebra el cambio de mando en el Congreso en Valparaíso?

La razón del por qué se realiza el cambio de mando fuera de Santiago

Tras la ceremonia, precisamente a las 12:00 horas del mediodía en el Salón de Honor del Congreso Nacional; Boric tomará la administración de nuestro país. Esta actividad toma fecha a partir de 1826 cuando en esa instancia se eliminó el cargo de Director Supremo y el primero en convertirse en el Presidente de la República fue Manuel Blanco Encalada.

En esa instancia, se llevó a cabo a través del Congreso en frente de los parlamentarios de la época; ante esto, se decidió seguir con la tradición de realizar la ceremonia en el recinto legislativo. Posteriormente, en 1875 y 1973, la ceremonia se realizó en el ex Salón de Honor del ex Congreso Nacional que tiene como lugar en la capital de nuestro país (actualmente está siendo utilizado por la Convención Constitucional).

Debido a la dictadura de Augusto Pinochet, la ceremonia no se llevó a cabo hasta que el presidente Aylwin asumiera el poder tras el retorno de la democracia, en dicha instancia se realizó en el nuevo y actual Congreso Nacional, ubicado en Valparaíso.

Actualmente no existe un listado oficial de invitados, sin embargo, ya se especula que estarán varios líderes mundiales; diputados y senadores y algunos cupos que el propio presidente quiera invitar.