«La pachamama se encargará»: Enigma filtra audio de sujeto que habría abandonado a Cangri en el desierto

Este jueves se estrenó un nuevo capítulo de Enigma, con el caso de Sebastián Leiva y dio a conocer aspectos desconocidos de su muerte.

Enigma Cangri
Redes Sociales

No cabe duda que la muerte de Sebastián Leiva, más conocido como Cangri, ha sido uno de los casos policiales más impactantes de los últimos años. Pues tras estar desaparecido por cerca de una semana, encontraron su cuerpo en medio del desierto altiplánico, junto a otra persona, mientras usaba solo un short y polera.

Y ya pasados más de cuatro años desde su desaparición y sin tener detenidos por el crimen, es que el programa de TVN Enigma, quienes entregaron detalles desconocidos de lo que ha sido la investigación.

Según el espacio, la PDI ya había investigado a Cangri por distintos robos, aunque eran sus amigos los que terminaban detenidos por su participación efectiva. Sobre esto, el comisario Orellana indicó que «Sebastián Leiva había sido investigado por la PDI y había sido situado en algunos robos de cajeros automáticos, pero no participando directamente».

Mientras ocurría esta situación, la figura televisiva creaba empresas relacionadas con la venta de vehículos. Frente a lo que un testigo protegido indicó que «se jactaba de participar en actividades ilícitas».

El audio del caso Cangri

Por otro lado, en el reportaje de TVN se dio a conocer una conversación por WhatsApp de un amigo de Cangri con un cercano a Germán Gundián, uno de los fallecidos, quien habría estado a la cabeza de la venta del auto en Bolivia.

«Hermano, queremos saber a dónde los dejaste, hueón. No estamos ni ahí con la nave, no nos interesa recuperar la camioneta y al Germán yo lo conozco, sé que es mala clase le debe plata a todo el mundo» indica el amigo de Leiva.

Junto con agregar que «Nosotros no somos así, danos la información. Germán andaba con un primo mío y queremos saber dónde lo dejaste para ir a rescatarlo. No estamos ni ahí con la camioneta».

Momento en el cual el sujeto (de nacionalidad boliviana) le responde que «yo no soy asesino, deben estar botados. En el cerro los bajé (…) No estoy ni ahí con ese perro de Germán porque me debía dinero».

«Nosotros estamos preocupados por el primo con el que andaba, el Sebastián» replica el amigo de Cangri.

Para cerrar, el cercano de Gundián lanza sin filtro: «Me da pena por ellos, pero ellos andan choreando y saben cómo es este mundo. La pachamama se encargará de ellos».