No sea pastel: evite incendios con estas precauciones

Si sale de vacaciones, ponga ojo a estos consejos y evite descuidos. […]

Leer más…

Incendio Forestal Lago Peñuela en Valparaiso

Todos los veranos en Chile los incendios forestales ponen en peligro a toda la zona centro sur, y por eso no hay que tomárselo para la chacota. Apenas estamos empezando enero y la ONEMI ya declaró alerta roja para las regiones del Maule y Araucanía por 15 focos activos de incendios, que abarcan más de 150 hectáreas que sucumben ante las llamas.

Y la situación no es para menos: el calor que nos ha afectado es cada vez mayor, el viento no ha hecho el trabajo fácil y los veraneantes irresponsables son cada vez más. El 99% de los incendios son producidos por las personas.

La labor de bomberos a veces se ve sobrepasada y prueba de ello es el fatídico accidente que ocurrió  en Collipulli cuando un carro de bomberos se volcó en plena carretera cuando dicha compañía se dirigía a combatir un incendio forestal. El accidente dejó dos voluntarios muertos.

Por eso es que la número uno llama a todos sus radioescuchas a tomar conciencia y adoptar las medidas necesarias para que, si se va de vacaciones este verano, no sea usted el que tenga un descuido que termine desatando el caos.

La intendencia de Santiago, en conjunto con CONAF y la ONEMI entregaron estas medidas, así que tome nota y téngalas siempre presente:

– Si tiene una casa cercana a un bosque o un sitio eriazo, asegúrese de hacer un “manejo de la vegetación”. Esto significa, limpiar los alrededores de la casa (patio, jardín), y eliminar todo lo que pueda alimentar un incendio, como pasto seco, maleza, árboles o basura. CONAF recomienda dejar un espacio de 50 metros libres que rodee la propiedad. De esta forma, si viene un incendio, las llamas rodearán la casa pero no se acercarán, y además, dejará un espacio libre que ayudará a los bomberos a combatir el fuego.

– Además de este manejo de vegetación, recuerde que por ningún motivo debe quemar basuras como pasto seco o maleza, ni en primavera ni en verano, con lluvia o con sol. Si necesita quemar residuos agrícolas o forestales, avise a CONAF para que lo ayuden.

– Si se va de paseo, bajo ninguna circunstancia arroje las colillas de cigarrillo al piso, desde el auto o en el camping. Aunque usted crea que estén apagadas, pueden no estarlo, o estar apagadas a medias. Tampoco lo haga con fósforos, encendedores que se hayan acabado y toda fuente de fuego doméstico. Guarde estos residuos en bolsas y elimínelos cuando esté en la ciudad.

– Si hace fogatas al aire libre, hágalo en lugares expresamente habilitados y asegúrese de apagarlos bien: arrojando agua o arena encima. Jamás lo apague con el pie. Además, evite mantener cerca de las fogatas, todo material combustible como leña, carbón o gas.

– Cuide a sus hijos y no les permita jamás jugar con fuego, o elementos que puedan provocarlo, aunque estos estén apagados.

– Deje su vehículo estacionado de forma que, si viene un incendio, pueda escapar lo más rápido posible.

– Si ve un incendio forestal, no se arriesgue ni se haga el héroe: huya de inmediato y llame al instante al 133 de Carabineros, o al 130 de CONAF.

Evítese el mal rato. Quienes generen incendios se ven enfrentados a duras sanciones que van desde multas hasta cárcel. Haga las cosas bien y evitemos estas tragedias.