Martín Pradenas: «No me siento responsable de la triste decisión que tomó Antonia»

En una entrevista para 'Informe Especial' Martín Pradenas desde la cárcel se refirió de forma exclusiva a lo ocurrido ese día.

Martín Pradenas Martín Pradenas

La noche de este jueves se emitió un nuevo capítulo de ‘Informe Especial’, donde por primera vez tras quedar en prisión preventiva, Martín Pradenas se refirió a las acusaciones de violación contra Antonia Barra, lo que terminó en que la joven se quitara la vida.

El padre del imputado, Iván Pradenas, leyó las respuestas por escrito del joven a las preguntas hechas por el equipo de TVN, donde entregó su versión de los hechos.

«No, no la violé ni jamás le hice daño. Como he dicho siempre de esta y las demás acusaciones, me declaro totalmente inocente», aseguró Martín Pradenas.

Siguiendo por esta línea, frente al suicidio de la joven de 21 años sostuvo: «No me siento responsable de la triste decisión que tomó Antonia, es más, siempre lo he lamentado mucho, quienes me conocen lo saben. Era una mujer joven y con una vida por delante».

«Creo que hay personas responsables que no han sido aludidas en las investigación, que la insultaron el mismo día que ella decidió terminar con su vida y a sido su propia familia la que ha ocultado esa información con mentiras como la supuesta amenaza de muerte haciéndome culpable a mí», señaló Pradenas.

También te puede interesar: Leyendo la biblia y con videollamadas: Así pasa sus días Martín Pradenas en la cárcel

Respecto al video de ambos en el supermercado dijo: «Contextualizando el video en espacio-tiempo, este fue grabado entre las seis y las siete de las mañana aproximadamente, después de la salida de la discoteque, por eso ambos estábamos bajo los efectos del alcohol».

«En cuanto a su capacidad de consentido o defenderse, se ve en la grabación que nos besamos, abrazamos, acariciamos, reímos y nos vamos juntos tomados del brazo. Pasaron dos personas a nuestro lado. Ella nunca expresó temor o querer salir de ahí. Jamás se vio en la necesidad de defenderse, ya que no estaba en desacuerdo con lo que estábamos haciendo y jamás hubo daño de mi parte», agregó.

«Primero que todo, Antonia no se despidió de nadie (de la cabaña), porque no conocía a nadie aparte de mí. Yo estaba en la cocina cuando salió de la cabaña. Ella no quería que la identificaran, ya que luego me enteré que ella estaba en una etapa de reconciliación con su expareja ¿Por qué dijo que fue violada? No lo sé, ya que siempre hubo participación mutua en todo lo que hacíamos», afirmó Pradenas.

Sobre la llamada de su parte a Antonia el 12 de octubre indicó: «Llamé a Antonia cuando me enteré que ella le había dicho a su pareja o expareja que yo la había violado. Es con ella con quien debía aclarar la situación, ya que fue ella misma quien en una conversación previa me pidió que nadie se enterara de nuestro encuentro el 18 de septiembre».

«La increpé diciéndole que era una mujer adulta, que debía hacerse cargo de lo que hacía. Jamás la amenacé o la insulté, como mintió su padre, Alejandro Barra, diciendo que yo mostraría fotos de ella desnuda y que mataría a su papá. Siendo esta una grave acusación sin fundamentos, ya que ni el ni nadie tuvo acceso al contenido de esa llamada. En la investigación solo está la duración de esta. A diferencia de esto, Antonia me puteó haciendo alusión a mi molestia, no a una amenaza», acusó el imputado.