Hombre robó para irse preso y no ver más a su esposa: lo condenan a arresto domiciliario

El sujeto robó un banco y luego se entregó. […]

Leer más…

John Ripple, un hombre de Kansas City, Estados Unidos, estaba aburrido de su esposa, así que para alejarse de ella decidió robar un banco, buscando ir a la cárcel.

«Tengo un arma, dame el dinero», dijo el sujeto a un cajero, el cual le pasó 3 mil dólares. Sin embargo, no huyó con el dinero, sino que se acercó al guardia y se entregó.

Al ser detenido, John confesó que cometió el delito solo para ir a prisión. «Prefiero estar en la cárcel que en casa», le dijo a un agente del FBI.

Pero el hombre no tuvo suerte, ya que su sentencia fue peor: recibió una condena de seis meses de arresto domiciliario, tres años de libertad vigilada y 50 horas de trabajo comunitario.