Tranquilos, no es lo que parece: Descubren de qué trata el «esqueleto de Atacama»

Desde el 2003 que se tiene el misterio tras el descubrimiento de un pequeño esqueleto momificado con la cabeza muy extraña, dentro de una bolsa de cuero y que se encontraba detrás de una iglesia en el desierto de Atacama. 

En un principio se pensaba que era un marciano, pero la ciencia pudo descifrar de qué trataba.

Desde el 2003 que se tiene el misterio tras el descubrimiento de un pequeño esqueleto momificado con la cabeza muy extraña, dentro de una bolsa de cuero y que se encontraba detrás de una iglesia en el desierto de Atacama.

Pasó más de una década para que la ciencia confirmara que no era precisamente un marciano, como los rumores hicieron creer, sino que «Ata», nombre que le pusieron para identificarlo, se trata del esqueleto de una niña de entre unos seis y ocho años, la cual tenía varias mutaciones genéticas muy extrañas, similares al enanismo y con malformaciones y envejecimiento prematuro.

 

Garry Nolan, el autor principal del estudio y profesor de microbiología e inmunología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford, comentó que aun no se sabe si el esqueleto, que mide 15 centímetros, es producto de un embarazo a término y si nació con vida.